6 nov. 2015


Condenada al olvido

Pobre y discreta producción española que intenta emular y explotar la moda de los Spaghetti western, con un argumento en apariencia interesante, pero que no llega a deslumbrar en ningún momento. 
La premisa es sencilla al tiempo que atractiva, el testigo de un robo será retenido junto a otros componentes de una diligencia, para evitar que testifique contra los delincuentes.

Los responsables de la película no saben explotar la premisa y terminan por ofrecer un trabajo pobre y carente de verdadero interés. Una verdadera lastima puesto que sobre el papel ofrecía numerosas posibilidades.
La calidad técnica e interpretativa de la película es bastante pobre y limitada, con un tratamiento de la imagen poco cuidado, realmente decepcionante. En el reparto podemos encontrar a algunos habituales del spaghetti western como Richard Harrison (Uno después de otro) y Fernando Sancho (Cazador de recompensas).

El argumento se sigue con facilidad y gana interés al presentar a un antiguo pistolero que deberá alejarse de los fantasmas del pasado, los miedos y las heridas, para plantar cara a la tensa situación.
Una película que en su conjunto se antoja excesivamente pobre y limitada, echando a perder las numerosas posibilidades que ofrecía su argumento. La diligencia de los condenados no va por buen camino y se pierde en el olvido.



0 comentarios :

Publicar un comentario