26 nov. 2015


De segunda B


Basada en una novela de Stephen King, la película trata el tema de los rituales satánicos, empleados con el fin de propiciar la llegada del mismísimo demonio y sus secuaces a la tierra.

Una pequeña y lamentable producción que intenta sacar el máximo partido al relato de Stephen King, echando a perder gran parte del encanto de su trabajo, ofreciendo un trabajo mediocre y prescindible.



En el reparto sorprende la presencia de una joven y poco conocida por aquel entonces, la ganadora de dos Oscar, Hilary Swank, recordando que todos hemos empezado haciendo trabajos pobres e insulsos. Por desgracia, su presencia es lo único que sorprende en este producto lamentable, porque el resto de la historia es totalmente predecible, sin ofrecer nada sorprendente.



La calidad técnica e interpretativa que presenta la película son puntos bastante limitados, dejando en evidencia la pobre calidad del conjunto.



Algunas de las escenas en las que se produce algún asesinato o sacrificio rozan lo ridículo y bochornoso. Mención especial merece en este caso la secuencia del cortador de césped y algunos diálogos verdaderamente horrorosos. Posiblemente sea lo más próximo al terror que se ve a lo largo de la película.




Son muchas las obras de Stephen King las que han sido trasladadas al cine y La resurrección del mal es de esas que no hacen justicia. Otras versiones de las novelas del maestro del terror han sido mucho más interesantes y llevadas con mejor gusto. Ésta no pasará a los anales de la historia del terror.



La resurrección del mal, hace honor a su título, puesto que vuelve a caer en el error de intentar llevar una novela de Stephen King con prisa y sin la calidad necesaria. 

0 comentarios :

Publicar un comentario