14 nov. 2015



Legítima violencia

Producción francesa que intenta emular el cine de venganzas americano, partiendo de una base sencilla en la que la familia de un hombre, muere tiroteada durante el asesinato de un alto cargo político.

El argumento de la película peca de ser excesivamente sencillo y los responsables de la misma intentan dar cierta notoriedad a lo que cuentan, apostando por un ritmo pausado que no llega a ser positivo para mantener el interés del espectador.

Por decirlo de alguna manera Legitima violencia despierta el interés del espectador, pero éste se va desvaneciendo progresivamente a medida que avanza la trama, hasta alcanzar un desenlace mediocre y chapucero que no alcanza las cuotas de violencia esperadas.

Se queda en una anecdótica producción francesa de venganza, donde cabe destacar o mencionar la presencia de un jovencísimo Christopher Lambert, en un papel totalmente secundario.

La película tiene ese aroma a producción televisiva barata, donde todo es lo que parece, haciendo que el factor sorpresa desaparezca por completo, algo que ocurre con el interés del espectador.

Los responsables del relato intentan ofrecer una lectura de la moral y el lado oscuro de la venganza, pero se aleja de lo que este tipo de producciones de venganza suele ofrecer. Todo queda en algo interesante pero extraño.

No llega a resultar memorable en ningún aspecto y a pesar de que el trayecto es corto, el viaje se hace extremadamente tedioso y pesado. No queda en la memoria y no tiene el impacto esperado. Para ver y olvidar. 

0 comentarios :

Publicar un comentario