6 nov. 2015

Balada triste de trompeta (2010)


Payasos sin gracia

Extraña y enfermiza producción dirigida por Álex de la iglesia (Mirindas asesinas, El día de la bestia, El bar, Acción mutante, Perdita Durango, Muertos de risa, La comunidad, 800 balas, Crimen ferpecto, La habitación del niño, Plutón BRB Nero, Los crímenes de Oxford, La chispa de la vida, Las brujas de Zugarramurdi, Messi, Mi gran noche), desarrollando la historia de dos payasos que se enamoran y se enfrentan por el amor de la misma mujer.

Un producto que prometía mucho, pero que se me queda pobre. Antes de ver la película, había leído innumerables críticas positivas y premios que había ido ganando. A mí, personalmente, me ha resultado vacía, inconexa y, por momentos, excesivamente violenta.

Habitualmente el cine de Álex de la iglesia (El día de la bestia, La comunidad, Mirindas asesinas, Muertos de risa), suele mantenerme atento, pero en esta ocasión lo ha conseguido en escasos momentos. Supongo que no se puede mantener el tipo siempre. He echado en falta un poco más del humor que suele emplear en otras ocasiones, haciendo que pierda chispa y verdadero interés, una trama que me ha resultado incómoda y desagradable por momentos.

Yo no tengo visión de posguerra, ni de derechas, ni de izquierdas, y si pretende ser una metáfora de lo que fue la guerra civil o algo por el estilo, me parece muy enrevesado. Mucha imaginación tengo que echarle. En resumidas cuentas, debo decir que Balada triste de trompeta me ha aburrido, no me ha gustado y ha llegado a cansarme, supongo que es en lo que más se parece a la política, que me cansa, aburre y que no me creo nada de lo que nos cuentan.

Si queremos que el cine español rompa fronteras, mal vamos, porque si yo no he entendido la metáfora, como historia suelta es incomprensible del todo. A mí me ha decepcionado.






2 comentarios :

  1. A mi no me gustó, me impresionó, pero no me gustó. Me pareció que tenía demasiados elementos hasta q llegó a perder unidad en cuanto a la trama. A fin de cuentas no se sabe si es la historia del hijo de un payaso que decide seguir adelante con la tradición o de un payaso que enloqueció por una mujer hermosa (eterea en un inicio, luminosa, pero finalmente traidora y oscura por quien desgració su vida), o el payaso que encuentra la manera de vengar la muerte de su padre, o todas... o ninguna. Los tintes politicos debieron ser entendidos mucho mejor por los españoles que por el resto (yo por ejemplo que solo conozco cosas muy básicas sobre la guerra civil española). En todo caso, si De La Iglesia intentó con esa película, hacer una alegoria de la guerra, utilizar cirqueros desquiciados y ultraviolentos como representantes de los lideres de aquella época, fue una estrategia muy bizarra.
    Por otro lado, debo decir que soy impresionable, imágenes crudas, violencia loca mal plan... Sin ánimo de ofender con las comparaciones, Tarantino también utiliza la crudeza y violencia, pero por alguna razón Quentin me tiene sentada pegada a la pantalla, viendo como muy posiblemente una oreja será cortada, mientras el carnicero realiza un bailesito con una canción de los 80.
    Rescato la calidad de la producción, buena cámara, planos oscuros bien logrados, buenos vestuarios, maquillaje...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la visita y por tu amplio comentario, vuelve cuando quieras.

    ResponderEliminar