28 nov. 2015


Supervivientes natos

Desenfadado y ligero Spaghetti Western protagonizado por Giuliano Gemma, que presenta un relato pasajero donde dos extraños compartirán diversas aventuras. 
La película presenta un inicio confuso que va tomando forma a medida que se van conociendo los protagonistas, desarrollando el tema habitual de este tipo de producciones, la venganza.
Es una mezcla desenfadada de ideas, que tiene su encanto gracias al enfoque que le dan sus responsables al dejar espacio para un sentido del humor agradable y fácil de digerir. No cuenta con interpretaciones memorables, pero la química y el buen rollo que trasmite la pareja protagonista logra despertar la simpatía del espectador con facilidad: Giuliano Gemma, en el papel del héroe ingenioso y rápido con el revólver, secundado por Mario Adorf, encarnando a un personaje simpático y bonachón.


Cuenta con una banda sonora creada por uno de los grandes iconos y maestros del Spaghetti Western como es, Ennio Morricone, que sabe dotar a la pieza musical, del descaro y la gracia de los protagonistas, un trabajo que encaja con el tono de la película. Las diferentes peripecias y aventuras de los dos protagonistas logran ofrecer instantes para alcanzar un desenlace a la altura de los Spaghetti Western, con muchas balas y polvareda.
Y por el techo un cielo de estrellas, se convierte en un viaje ligero y trivial que no intenta profundizar en el dramatismo de la situación precaria de dos supervivientes natos, ofreciendo puro entretenimiento plagado de buen rollo.



0 comentarios :

Publicar un comentario