27 dic. 2015

Escalofrío (Frailty) (2001)



Hachazo a la lógica

Sorprendente y altamente recomendable debut en la dirección del actor, Bill Paxton, ofreciendo un relato magnético y sumamente interesante donde juega con las ideologías, el crimen y  la fe, en un trabajo fabuloso.
El intérprete deja buena muestra de sus conocimientos cinematográficos, adentrando al espectador en una historia que, en un principio, puede resultar chocante e incluso confusa, que va tomando forma progresivamente, manteniendo y potenciando el interés del espectador.

El director se apoya en los pocos elementos con los que cuenta, para desarrollar una historia magnética y llena de interés, apoyándose en las interpretaciones de los protagonistas, entre los que merece la pena destacar la labor de Matthew McConaughey. Juega con elementos fantásticos y presenta una idea interesante que gana enteros con el desarrollo que le da su director a la historia, con un extraño juego de engaños y mentiras, donde nada ni nadie es lo que parece. Un relato fascinante y verdaderamente magnético que mantiene al espectador intrigado en todo momento.
Puede que caiga en la reiteración de situaciones, presentando y desarrollando una oleada de asesinatos, jugando con el concepto de los iluminados del señor, elegidos para limpiar un planeta plagado de pecadores, pero es innegable que resulta una lectura fascinante que nos recuerda los numerosos crímenes que se han realizado a lo largo de la historia por temas y sentimientos religiosos.

Bill Paxton, se apoya en un sólido y apasionante argumento que le permite explotar y jugar con elementos propios del cine de suspense y terror, confeccionando una historia plagada de giros argumentales que llegan a resultar fascinantes. Lleva al espectador  por donde él quiere, y lo conduce hasta un punto de confusión donde asesta un golpe letal al espectador, al dejar la lógica a un lado y sorprendernos gratamente.

Escalofrío queda como un notable producto de suspense, con numerosas ideas y mensajes de interés que sólo puedo recomendar efusivamente. No os decepcionará.



  








0 comentarios :

Publicar un comentario