22 dic. 2015


Una mala noche para ir de fiesta

Producción de terror con evidentes signos de serie B que ofrece la clásica historia de casas encantadas, donde un grupo de adolescentes alocados deciden ir a montarse su fiesta particular en pleno Halloween.   

La premisa es sencilla y efectiva, al colocar a los jóvenes en una casa donde pronto comenzarán a ocurrir cosas extrañas que van poniendo en peligro sus vidas.   


El argumento no da para mucho y la calidad técnica del conjunto es bastante pobre, llegando incluso a ser mediocre. Lo mismo ocurre en el apartado interpretativo, donde como los propios protagonistas, poco o nada se salva.  Los responsables de la película  son conscientes de las limitaciones de la producción y no se la toman muy en serio, dejando espacio para situaciones gore acompañadas de un peculiar sentido del humor.   

El comportamiento y actividades de los protagonistas carecen de lógica y, en muchos momentos, las situaciones que ofrece el argumento resultan forzadas y carentes de sentido. Todo ello para ofrecer un relato de terror siniestro y macabro que no acaban de funcionar por completo.  

Como suele ocurrir en las comedias, la película presenta problemas de ritmo y da la sensación que cae en la reiteración de situaciones sin conseguir avanzar, como les ocurre a los propios protagonistas que no son capaces de salir de la casa encantada.  

La noche de los demonios tiene ese encanto especial de las producciones de serie B, pero no resulta especialmente satisfactoria y presenta diversos puntos que no logran salvarse de la quema, una lástima puesto que sobre el papel la premisa prometía.  




0 comentarios :

Publicar un comentario