23 dic. 2015


El renacer de las viejas glorias


Aparatosa y rocambolesca producción de acción dirigida por Sylvester Stallone, que reúne a viejas glorias del cine de acción en un argumento endeble e irregular donde todo vale para lucirse.

Proyecto engendrado y creado por un Sylvester Stallone en horas bajas, puesto que muchos estudios de Hollywood comenzaban a darle la espalda haciendo que el propio Stallone tuviera que apostar por este peculiar e insólito relato de acción, donde consiguió reunir a grandes íconos del género.


Stallone se apoya en diversas glorias del cine de acción de los ochenta para realizar un pequeño homenaje al cine que les llevó al estatus de estrellas del cine de acción, contando con la presencia y el gancho comercial de diversos compañeros, como: Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren y  Mickey Rourke. Como ya hiciera con diversas entregas de Rocky, Sylvester Stallone dirige un guion apoyado en una idea personal y encabeza el reparto de una película alocada y desenfadada, donde todo vale para lucirse. Reúne viejas glorias del cine de acción y añade a diversas promesas del cine de acción moderno, ofreciendo un relato plagado de acción y aventuras de lo más peculiar, donde el grupo de mercenarios liderados por Stallone deberá hacer frente a diversas amenazas.

Los responsables de la película dan rienda suelta a su entusiasmo por el cine de acción y olvidan presentar un argumento sólido, haciendo que el interés de la película se vuelque en disfrutar de las estrellas protagonistas y de los cameos de algunos veteranos, como Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger.


El argumento de la película resulta excesivamente forzado e irregular, pero sirve de excusa perfecta para ver a las estrellas protagonistas, recordando viejos tiempos. Sylvester Stallone no se anda con bromas y ofrece un espectáculo dantesco, apostando por secuencias de acción contundentes y llenas de violencia, recordando que las armas generan daños irreparables. A su vez, deja espacio para un tratamiento desenfadado, donde hay humor y se respira buen rollo entre los participantes del relato.

El éxito comercial de Los mercenarios, abrió las puertas para la participación de nuevas viejas glorias en diversas secuelas que sirvieron para llenar los bolsillos de Stallone.

0 comentarios :

Publicar un comentario