21 dic. 2015


La fuerza sigue en ella

Regresa una de las sagas cinematográficas más poderosas del universo, vuelve con fuerza y vuelve a despertar el entusiasmo entre el público en una nueva entrega que abre caminos a un nuevo universo desconocido que promete emociones fuertes.   

J.J. Abrams, toma los mandos de esta nueva aventura, después de que el creador de la saga original, George Lucas, firmara un poderoso acuerdo con Disney, dejando en manos de las futuras promesas la responsabilidad de desarrollar las nuevas aventuras de Star Wars.  


Este episodio VII recupera el espíritu de las originales y ofrece un entretenimiento plagado de aventuras, combates espaciales y enfrentamientos con sables láser en un dinámico relato de aventura, con buenas dosis de humor y con el toque desenfadado adecuado, dejando espacio para el lado oscuro.  Con esta entrega el espectador descubre que fue de los personajes de la trilogía original cómo se han desarrollado las cosas y dónde terminaron muchos de los carismáticos y entrañables personajes creados por George Lucas. Un viaje a lo desconocido, apasionante y magnético, que mantiene la atención del espectador a lo largo de todo su recorrido, ofreciendo una historia sólida y prometedora, plagada de buenos efectos especiales, regalando un espectáculo deslumbrante. 


Uno de los miedos personales que tenía yo es que la compañía Disney, ofreciera un producto demasiado infantil, pero lo cierto es que los responsables de este nuevo episodio, consiguen ofrecer un trabajo sólido, donde hay espacio para momentos memorables, plagados de tensión y emoción. El director J.J. Abrams, imita y homenajea ciertos pasajes de la trilogía original y consigue un extraño equilibrio entre los personajes tradicionales  y las nuevas promesas, con una selección de reparto acertado.  La película cuenta con un apartado técnico deslumbrante y aplastante, con el que el director logra dar rienda suelta a todo lo que se le pasa por la imaginación, ofreciendo una trepidante y poderosa batalla por el poder. Mantiene el estilo visual de sus predecesoras y, a su vez, mantiene el tono desenfadado y aventurero, dejando espacio para momentos memorables. 



Vuelve a contar con viejos conocidos de la saga, apoyándose en unos ya veteranos,  Harrison Ford, Mark Hamill, y Carrie Fisher, dejando espacio para nuevos e interesantes fichajes como Daisy Ridley, un valor en alza verdaderamente prometedor. A su vez, la película cuenta con otro de los pilares de la saga, el brillante compositor John Williams, que vuelve a confeccionar una pieza musical llena de fuerza y energía, ideal para acompañar a lo que se presenta a lo largo del relato espacial.  Los responsables de la película apuestan por un tono maduro y sólido, ofreciendo buenos momentos de tensión y suspense, lo que potencia la atención del espectador. Los nuevos personajes aportan frescura al relato y confeccionan una buena labor. 


Este nuevo episodio abre la puerta a un futuro desconocido, al tiempo que apasionante, donde volveremos a vibrar y emocionarnos con cada imagen y secuencia. Sienta las bases de una idea interesante y magnética, veremos donde nos lleva, El despertar de la fuerza





  

4 comentarios :

  1. Estoy de acuerdo, recupera la dignidad pérdida, en muchos aspectos. Y me alegro de no haber leído quien de los clásicos personajes iban a aparecer antes de verla. En este caso casi lo consideraba un spoiler. En mi reseña, no suelto ni uno. En el título puse lo de yo soy tu padre, en honor a las antiguas, igualmente, tampoco desvela nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por la visita, si tienes un blog podemos hacernos amigos de blog o algo así.Ya me dirás.

      Eliminar
  2. Coincido plenamente contigo, nada que discutir.

    ResponderEliminar
  3. vaya, yo que tenía el sable láser preparado para cualquier confrontación... Gracias por la visita

    ResponderEliminar