19 dic. 2015


El director nato

Quentin Tarantino escribió el guion de Asesinos natos, después de su estancia en prisión por multas y falta de pagos. Eran sus comienzos y buscando apoyo de productores para su guion, llamó la atención de un par de productores, Jane Hamsher y Don Murphy, con los que posteriormente tuvo problemas judiciales. El guion de Tarantino pasó por diversas manos y reescrituras, siendo finalizado y empleado por Oliver Stone (La mano, Hablando con la muerte, J.F.K., Caso abierto, Salvajes) en la versión definitiva de Asesinos natos.  

Tarantino no estaba conforme con el tratamiento que habían realizado los productores y nunca fue partidario del resultado final ofrecido por Stone, algo que dio paso a una serie de acusaciones y trifulcas judiciales que se resolvieron con una mención de que Asesinos natos estaba basada en una idea de Tarantino.  Estos procesos judiciales, junto con el rencor que se fue potenciando, derivó en una pelea en un local donde Tarantino coincidió con los productores.  

Todo llego después de la publicación de un volumen titulado Killer Instinct (Instinto asesino), de Jane Hamsher. En él, se revelan aspectos del rodaje de Asesinos natos, de Oliver Stone, guion que él escribió. Las páginas recogen opiniones de una de las productoras de la película, la propia Hamsher, que retrata al enfant terrible de Knoxville como un tipo desagradable, de personalidad dual, arrogante e incapaz de escribir sin faltas de ortografía. 


En otras impresiones recogidas, el coproductor de aquella película, Don Murphy, cuestiona su capacidad artística, le acusa de robar ideas e imágenes y dice, literalmente, que "personalmente, celebraría la muerte de Tarantino".  El encuentro fortuito entre los dos en un restaurante de Hollywood se saldó con una pelea a puñetazos y una demanda judicial por parte de Murphy

0 comentarios :

Publicar un comentario