15 ene. 2016

Cuban Fury (2014)


A bailar y disfrutar

Acertada y divertida comedia romántica que logra parodiar las clásicas producciones de baile, apostando por el sentido del humor ligero y pasajero, acompañado por la sátira y la parodia inteligente, con unos protagonistas inusuales en este tipo de historias.

Presenta la historia de un joven talentoso bailarín que después de un disgusto dejó su pasión por el baile y que ahora vive atormentado por sus miedos, encasillado en un estilo de vida normal a los ojos de la sociedad, del que pide salir a gritos bailando.


Los responsables de la película logran darle un tratamiento ligero y desenfadado, dando la vuelta a muchos de los tópicos de este tipo de productos musicales, escogiendo para ello a un protagonista subido de peso. Un personaje protagonista alejado del típico guaperas bailarín al estilo Dirty Dancing, para dar paso a una serie de situaciones cómicas y escenas de baile más que satisfactorias.

La selección musical se convierte en un personaje más que ayuda a amenizar el relato, introduciendo ritmo y salsa a un relato de baile que también se adentra en las sensaciones y temores del personaje principal, interpretado por un más que acertado, Nick Frost (Blancanieves y la leyenda del cazador, Paul, Attack the block), que se atreve con un protagonista absoluto, dejando de lado a su compañero habitual en este tipo de producciones cómicas, Simon Pegg (Misión imposible: Nación secreta Misión imposible: Protocolo Fantasmaal que también se le puede ver en un pequeño cameo.


La película funciona como lo que es, una comedia de entretenimiento pasajera y divertida que no cae en el absurdo, logrando ofrecer momentos agradables, al tiempo que un dibujo exacto de la personalidad de los personajes. Las escenas de baile resultan creíbles, teniendo en cuenta el peso del protagonista y logran mostrar la evolución paulatina del personaje principal, gracias a sus nuevas amistades y aprendizaje.





0 comentarios :

Publicar un comentario