29 ene. 2016


Amor eterno de terror

El que fuera un referente del cine de terror de los 80, Joe Dante (Miedos), regresa con un relato desenfadado con toques cómicos, donde homenajea y parodia los clásicos relatos de Zombis, en una historia en la que un hombre ve cómo su novia regresa de la tumba después de haberse hecho realidad un deseo realizado.
La premisa del argumento permite a su director, explotar su toque cómico, ofreciendo un relato ingenioso, donde el terror y la comedia se dan la mano de una forma eficaz.

La película no cuenta con un gran despliegue técnico ni interpretativo, dejando claro que no corren buenos tiempos para Joe Dante, que debe sacar el máximo rendimiento de los pocos elementos con los que cuenta.
En el reparto podemos ver a un habitual de este tipo de producciones, Anton Yelchin (El castor), explotando su vis cómica en una película desenfadada y entrañable, donde consigue encajar en su personaje.

Enterrando a la ex, queda como un entrañable y pasajero relato de terror que combina comedia, ofreciendo resultados satisfactorios. No es una maravilla visual y es consciente de sus limitaciones, pero cumple su propósito, ofrecer un entretenimiento desenfadado y con diversos homenajes a los clásicos de terror.

2 comentarios :

  1. ¿Es en plan zombi? si no tiene zombis me la apunto, por aquello de que repites mucho lo de entrañable; si tiene zombis...

    ResponderEliminar
  2. Pues, si ves la segunda imagen puedes ver que la exnovia es un poco zombie. Pero si te preocupa que haya muchos, pues no. Según te notes.

    ResponderEliminar