1 ene. 2016

Lady halcón (1985)


Espada y brujería

Cine de aventuras con toques de espada y brujería ubicado en la edad media, donde dos enamorados sufren una tormentosa maldición, por el día ella se convertirá en halcón y por la noche, él será un lobo negro, eternamente unidos y separados.

Correcto y desenfadado relato que devuelve al espectador a los relatos de espada y brujería, apoyándose en una leyenda dramática al tiempo que preciosa, en la que dos amantes, deberán luchar y enfrentarse a las fuerzas del mal, para liberarse del hechizo que destrozo sus vidas normales.

Dirige Richard Donner, que tira de oficio, para trasladar el relato de forma convincente, ofreciendo un tratamiento desenfadado y fácil de seguir, con dos protagonistas en pleno auge, Rutger Hauer y Michelle Pfeifer, ayudados por un personaje que aporta el toque cómico, encarnado por Matthew Broderick.



La película presenta un tono desenfadado, gracias al toque de humor que ofrecen los diálogos del personaje secundario interpretado por Broderick, desarrollando el tradicional relato de aventuras y espada, acompañado por el toque perverso de la magia. Richard Donner, ofrece secuencias de una belleza hipnotizante, donde logra que resulten convincentes las trasformaciones que sufren los protagonistas, a partir de la manipulación y superposición de imágenes, evitando caer en el empleo de grandes efectos especiales y logrando un resultado convincente y satisfactorio.

Producida en los ochenta, la película presenta algunos de los problemas del cine de la época, con una banda sonora que no llega a encajar con el relato que presenta la película y con una prolongación excesiva del relato, con falta de continuidad en lo que se presenta, con un montaje tramposo e irregular, pero que consigue llegar al espectador y despertar la nostalgia del mismo.


Cuenta con combates a espada que en  un primer vistazo pueden parecer lentos y torpes, pero que se aproximan a la realidad de lo que ocurría con los enfrentamientos a espada, puesto que eran herramientas pesadas y difíciles de manejar. Ofrece de esta manera un toque realista, dentro del relato de fantasía que ofrece la película.

Rutger Hauer y Michelle Pfeifer encarnan a la pareja protagonista y en los pocos momentos que llegan a compartir pantalla, trasmiten una química excepcional entre los dos, destacando la mágica belleza que desprende la actriz en cada secuencia.


Una mención especial merece la secuencia en la que los dos personajes logran contemplarse por primera vez, en el instante en el que la noche y el día se funden, pura magia del cine, ofrecido con un juego de luces poético y lleno de belleza. En resumidas cuentas, Lady halcón es un relato de aventuras lleno de magia, que logra ofrecer un entretenimiento agradable de ver y que no decepciona.

0 comentarios :

Publicar un comentario