1 ene. 2016

Non-Stop (Sin escalas) (2014)


Altos vuelos trepidantes

Trepidante y emocionante ejercicio de suspense que viene firmado por el director español Jaume Collet-Serra, logrando ofrecer un entretenimiento de primera clase que mantiene al espectador pegado a la butaca, desde el comienzo del vuelo hasta su desenlace, en un mas que correcto trabajo.

El director Jaume Collet-Serra, se esta afianzando en el mundo del cine, ofreciendo trabajos interesantes, con una calidad técnica digna de mención, demostrando que sabe a donde quiere llegar y que sabe atrapar al espectador en su mundo.


Non stop, se convierte en un vuelo trepidante, magnético, plagado de suspense y misterio, donde ninguno de los tripulantes es lo que parece ser y donde las sorpresas se suceden sin dar descanso al espectador.  Un trabajo de cine inteligente y que sabe explotar al máximo todo su potencial. Serra demuestra que sabe manejar los tópicos del género y emplearlos a su antojo, para jugar con los pensamientos del espectador y anticiparse a ellos, potenciando las sospechas y las cuestiones progresivamente, ante la amenaza terrorista a la que se enfrenta la tripulación del avión. A medida que avanza la trama, la tensión aumenta progresivamente, haciendo que el interés del espectador no decaiga en ningún momento. Logra que el espectador no se cuestione demasiadas cosas, a pesar de algunas licencias forzadas que se toman los encargados del guión, logrando ofrecer un resultado efectivo y convincente.

La película funciona gracias a la planificación de los responsables, dejando espacio para las emociones, las cuestiones y las sospechas, logrando ofrecer momentos de verdadera tensión. En el papel protagonista Jaume Collet-Serra, vuelve a trabajar con Liam Neeson, con el que cosecho un notorio éxito de taquilla con Sin identidad, donde el interprete toma los mandos de la trama y se erige en autentico protagonista y capitán del vuelo. Con su presencia y su interpretación, logra hacer creíble todo lo que sucede, siendo ambiguo e intenso, haciendo gala de su calidad interpretativa.


Puede que los efectos especiales no estén a la altura del conjunto del relato, puesto que no resultan convincentes en el aparatoso accidente aéreo, pero es algo que se puede pasar por encima, gracias al notable trabajo de su director, a la hora de potenciar el suspense y el misterio, en el interior del avión. El baile de incógnitas y cuestiones se suceden, ofreciendo todo un ejercicio de suspense que se mantiene en todo momento, gracias a la buena labor del director, capaz de jugar con todos los elementos que se pueden encontrar en un vuelo.

Non stop se convierte de esta manera en un muy recomendable viaje, que hará las delicias de los amantes de la acción y del suspense, toda una demostración de buen cine que no decepciona. 

0 comentarios :

Publicar un comentario