17 ene. 2016


Ladrones con estilo y carisma

Ejercicio de estilo dirigido por un correcto y desenfadado Steven Soderbergh, apoyándose en un reparto plagado de estrellas de lujo, como gancho comercial, encabezado por George Clooney, para desarrollar el típico argumento de robos.

Remake estilizado de La Cuadrilla de los once, película protagonizada en 1960 por Frank Sinatra y parte del Rat pack, en la que se presentaba y desarrollaba la puesta en marcha y ejecución de un importante robo.



Esta nueva versión se apoya en el gancho comercial de las estrellas protagonistas de su relato, donde George Clooney, Brad Pitt y Matt Damon hacen de las suyas para llevar a cabo un robo estratégico, reclutando a los mejores especialistas de cada campo a la hora de ejecutar el plan.

Steven Soderbergh, dota a la película de un sello propio, apostando por un tono desenfadado y ligero, con el que construye y desarrolla una trama atractiva y deslumbrante, donde cada uno de los miembros participantes aporta su toque personal. Consigue encontrar un equilibrio entre los intérpretes participantes, permitiendo que cada uno de ellos se luzca en determinados momentos.



Hay espacio para el humor. La camaradería y los intérpretes trasmiten una sensación de buen rollo agradable, que juega a favor del relato. Esta nueva versión presenta diversas diferencias respecto a su predecesora, pero es innegable que capta la esencia del cine de las grandes estrellas. Se apoya en un montaje inteligente que aporta dinamismo al argumento, ofreciendo un trabajo de entretenimiento acertado, donde todas las estrellas presentes, tienen su momento de brillo personal.

Los responsables de la película juegan con el ingenio y las artimañas de los protagonistas, ofreciendo un ejercicio de suspense que alcanza un desenlace alejado de su predecesora, dejando buenas sensaciones. Oceans Eleven queda como un producto de entretenimiento pasajero, agradable y estilizado que no decepciona.



0 comentarios :

Publicar un comentario