20 ene. 2016

Tesis (1996)


Gran comienzo cinematográfico 


Sorprendente y plausible debut en la dirección de Alejandro Amenábar, apadrinado y arropado por  José Luis Cuerda, apostando por un relato de suspense alrededor de la misteriosa muerte de uno de los profesores de la Facultad de Ciencias de la Información, dando paso a una intriga bien elaborada.
Alejandro Amenábar (Regresión, Abre los ojos, Mar adentro, Ágora, Los otros), firma el guion junto con su compañero Mateo Gil (Blackthorne, Nadie conoce a nadie), desarrollando una trama magnética e intensa, con la que consigue ofrecer una historia interesante, de donde se sacan diversas lecturas con una temática prohibida y desconocida por gran parte de los espectadores, las snuff movies


Notable opera prima de su director, donde se aprecia su atrevimiento y osadía, al apostar por una historia alejada de las habituales comedias españolas de la época, desarrollando una trama que llegó a entusiasmar e impactar a un gran sector del público. La película, como toda opera prima, presenta algún que otro fallo técnico e irregularidades, pero lo cierto es que presenta una historia de intrigas interesante y llamativa con la que consigue mantener el interés del espectador en todo momento, ofreciendo numerosas sorpresas donde combina el suspense con algunos momentos de terror.

Amenábar consiguió demostrar y plasmar su ambicioso proyecto, ofreciendo un trabajo impresionante que le sirvió para despuntar en el panorama nacional y dejar huella en el sector internacional, logrando diversos premios Goyas, incluyendo el de mejor director novel. Se apoya en un reparto español, encabezado por Ana Torrent, secundada por unos acertados Fele Martínez y Eduardo Noriega (Blackthorne, El último desafío, La bella y la bestia, Abre los ojos, El método, Nadie conoce a nadie), a los que Amenábar dio el visto bueno en una selección de reparto de lo más acertado para la historia. Ofrece un tratamiento del suspense inteligente, regalando e introduciendo diversos giros de guion, con los que consigue potenciar la tensión y el suspense generado inicialmente. 

La Tesis de Alejandro Amenábar queda como un gran relato de suspense e intriga, con numerosas ideas de interés, donde el director crítica cierta parte del periodismo amarillo que se daba por la época. Una película altamente recomendable que no decepciona y sienta las bases de una carrera cinematográfica prometedora, la de Alejandro Amenábar.

1 comentario :

  1. No sé las veces que la habré visto. Me enganché a las películas de Amenábr desde el principio

    ResponderEliminar