9 feb. 2016

El guateque (The party) (1968)


Esta fiesta no va conmigo

Clásico de la comedia dirigido e ideado por Blake Edwards, con Peter Sellers (¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú, El tribunal de la comedia) haciendo de las suyas, avalada por la crítica y el público, un icono de la comedia recomendada por todos, y yo me encuentro ante la tesitura de decir que no me ha resultado satisfactoria.

Es el clásico caso que todo el mundo pone por las nubes una película y da la casualidad que no me llena, bien  por las expectativas generadas, o porque realmente es mala. No sé qué me ha pasado con El guateque, pero lo cierto es, que quitando algunas escenas puntuales, me ha parecido pesada y plagada de situaciones forzadas desde el comienzo. No sé si es que no me ha pillado con buen día, pero lo cierto es, que he notado falta de ritmo y dinamismo; una especie de comedia al estilo clásico del cine mudo, pero sin ser mudo en su totalidad, con gags forzados que recuerdan, en exceso, a otros anteriores de Charles Chaplin.

Peter Sellers está como de costumbre, logra exprimir las secuencias cómicas de su personaje, pero lo cierto es, que todo lo que he visto a lo largo de la trama me ha resultado forzado y reiterativo. Son pocas las piezas cómicas que han conseguido robarme una sonrisa, algo que todos los que me habían recomendado esta película prometían risas a montones y lo cierto es, que he llegado a bostezar en algunos pasajes. Debo de tener un sentido del humor alejado a lo que presenta Blake Edwards, pero lo cierto es, que no he disfrutado de la película; han sido contados los momentos en los que he llegado a disfrutar, y todos ellos han sido gracias al personaje secundario del camarero borracho, lo demás se ha ido sucediendo sin pena ni gloria.

El personaje principal, interpretado por Peter Sellers está empeñado en meter la pata constantemente, haciendo que pierda gracia lo que intenta resultar gracioso. Un humor previsible y forzado que no cumple con lo esperado. En ocasiones creo que los clásicos alcanzan un pedestal que no les corresponde y, aunque me lleve numerosas críticas por realizar ésta, debo mantenerme fiel a las sensaciones que he tenido durante su visionado. Un humor forzado y reiterativo que no ha conseguido que pase un buen rato. De tal forma que, no puedo recomendar el visionado de esta película a pesar de su fama mundial.

3 comentarios :

  1. Menudo clasicazo

    Buena reseña

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Un pedazo de comedia con un Peter Sellers en estado de gracia, de lo mejor de Blake Edwards siempre con la genial bso de Henry Mancini.

    ResponderEliminar
  3. Que PELOTUDO el que ha escrito esta triste crónica sobre una de las maravillas del cine...

    ResponderEliminar