4 feb. 2016



Preocupante e indignante

Con la moda reciente de Hollywood de hacer inundar las pantallas de cine de remakes, reboots, se está perdiendo la originalidad y, últimamente, me estoy dando cuenta que se pierden los originales en el olvido. Gente que desconoce que existen versiones anteriores y que se dedica a despotricar contra los remakes en sus charlas con amigos y no son conscientes de que están viendo remakes.

Muchos alaban películas como Ben Hur, Infiltrados, ganadoras de diversos Oscar, y desconocen que se tratan de remakes. Ahora llega El renacido a los cines y muchos van a ir a verla sin saber que existe una versión anterior, El hombre de una tierra salvaje,  supongo que ignorar el asunto les libra de pecado.

Me pasó el otro día que un sujeto no tenía conocimiento de la existencia de Asalto a la comisaría del distrito 13, de John Carpenter, él se pensaba que la original era la película en la que sale Ethan Hawke. Gente que no sabe que La cosa es un remake de una película anterior, El enigma de otro mundo o que piensan que la película, Oceans eleven, con George Clooney es la original, olvidando la versión protagonizada por Frank Sinatra y sus amigos del Rat pack en La cuadrilla de los once. Estos son algunos casos, pero existen muchos más.

Lo último ha sido comprobar como muchos originales quedan en el olvido, el último caso lo he vivido buscando información de la película de 1974, Gonein 60 seconds. La búsqueda en las páginas de Internet me conducían a la versión protagonizada por Nicolas Cage en el 2000 (60 segundos) y no había ni rastro de la versión del 74, algo verdaderamente preocupante e indignante.

Puedo aceptar que se haya perdido originalidad en Hollywood y que no hay ideas nuevas, pero no llevo bien que se estén perdiendo las películas originales y que pocos puedan o lleguen a adquirir conocimientos de su existencia.  Detalles que me recuerdan lo que dijo el replicante, interpretado por Rutger Hauer, en Blade Runner: ”Yo... he visto cosas que ustedes no creerían: Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada