21 mar. 2016

Bone Tomahawk (2015)


Toma decepción

Cada cierto tiempo pongo interés e ilusión en determinadas películas que parecen diferentes y que encantan a todo el mundo, potenciando el interés, automáticamente y cada cierto tiempo, me llevo decepciones monumentales de las que es difícil recuperarse. Este es el caso de, Bone Tomahawk, un peculiar western con toques de terror y gore que ha tenido cierto éxito y repercusión, pero que a mí, personalmente, me ha defraudado estrepitosamente.

Tiene un argumento que recuerda en exceso al clásico, Centauros del desierto, al presentar la historia del rescate de una mujer de una tribu peculiar, ofreciendo un viaje denso y espeso, en la que cuatro hombres se unen para resolver el asunto.

Tiene buena fotografía, buena ambientación y buenos momentos de humor negro, pero el viaje se me ha hecho pesado, monótono e inverosímil por completo. La película presenta algunos giros argumentales interesantes, acompañados por buenas dosis de terror y suspense, pero todo se me ha antojado forzado y carente del ritmo necesario para mantener el interés.

El director y guionista, S. Craig Zahler, ofrece un primer trabajo correcto y atrevido, ofreciendo secuencias de una violencia extrema, pero en algún momento pierde el criterio y se deja llevar por el entusiasmo, llevando al espectador a un infierno enfermizo. Creo que abusa de la violencia y de instantes macabros, pero yo necesito otro tipo de aportaciones.

Lo mejor y más acertado reside en la labor del reparto, con un destacado y resurgido, Kurt Rusell (Los odiosos ocho, Fust Furious 7, Los reyes del crímen, Vanilla Sky); acompañado por Patrick Wilson (Giro inesperado, Insiduous, Prometheus, Expediente Warren, Passengers); y un estupendo, Richard Jenkins (Mátalos suavemente, The visitor, Jack Reacher).

La química y el extraño vínculo que les conduce y une por la peligrosa misión, es el punto que ayuda a mantener el interés a lo largo de un extenso y prolongado viaje al infierno, pero no me ha terminado de convencer y ha habido determinados puntos que me han parecido totalmente inverosímiles. Mención especial para uno de los personajes que se pasea alegremente con una importante lesión en la pierna, algo que yo que he estado lesionado, me ha dejado claro que eso es imposible.

Personalmente, me esperaba mucho más de Bone Tomahawk y debo decir que la decepción ha sido importante.





3 comentarios :

  1. jajaja lo de la pierna te ha llegado al alma. Estas cosas suelen pasar cuando se tienen muchas espectativas. Las desilusiones son peores.

    ResponderEliminar
  2. Si, mucho me temo que estar un mes y medio con el pie mal, no ha ayudado a que me la crea.

    ResponderEliminar
  3. Está muy bien la crítica, las cosas objetivas que dices tienes razón y las subjetivas ya es cuestión de gustos. No creo que sea una obra maestra ni mucho menos pero la vi casi sin ninguna expectativa por algún comentario que leí y me gustó mucho. Un saludo!

    ResponderEliminar