14 mar. 2016



Siempre con elegancia y solvencia

Interesante y elegante segunda entrega del famoso espía creado por Ian Fleming, James Bond, encarnado con fluidez y sencillez por, Sean Connery (007 contra Dr. No), en un relato que vuelve a enfrentar al famoso espía con la compañía secreta, Spectra, dando paso a numerosas aventuras y situaciones de tensión, donde la acción y el suspense se convertirán en compañeros de viaje del famoso agente.

Esta segunda entrega vuelve a estar dirigida por Terence Young (007 contra Dr. No), ofreciendo un trabajo elegante y correcto, con el que consigue desarrollar una trama más sólida y atractiva que la de la primera entrega, ofreciendo diversos puntos de interés y personajes llamativos que pondrán en riesgo la vida de James Bond.

Cuenta con un buen relato de espionaje y en su reparto podemos encontrar a un joven y casi irreconocible, Robert Shaw, encarnando a un peligroso enemigo al que Bond deberá enfrentarse en el mismísimo Orient Express, con todo tipo de trucos.

La película vuelve a jugar con la presencia y encanto del personaje interpretado por Sean Connery, dejando claro su comportamiento machista y de tipo dudo, con elegancia. Un conquistador nato que emplea su poderio para salir airoso de diversas situaciones de peligro.

Puede que el argumento peque de sencillo, pero es innegable que se sigue con facilidad y que no aburre en ningún momento. El director Terence Young, realiza guiños y homenajes al cine de Alfred Hitchcock (La soga), donde merece una atención especial una secuencia de un helicóptero que recuerda en exceso a la de Cary Grant en, Con la muerte en los talones.

La película cuenta con un estilo visual sobrio y elegante, lo que ayuda a tomarse en serio lo presentado, captando la atención del espectador, gracias a la presentación de diversos miembros de la peligrosa compañía que pretende hacerse con un peligroso artefacto.

Un satisfactorio y entretenido relato de espionaje que empieza a dar forma a lo que en un futuro recogería la franquicia de James Bond. Todo un espía, lleno de carisma y encanto, acostumbrado a afrontar diversos riesgos.

0 comentarios :

Publicar un comentario