31 mar. 2016


Fuego en la pradera

Interesante e intrigante producción de acción que se apoya en una premisa sencilla y eficaz donde cuerpos policiales y federales hacen una redada a una peligrosa secta, con resultados inesperados, teniendo que buscar refugio en una granja, donde se encuentran con dos mujeres integrantes de la secta.

Intrigante y magnética producción televisiva, con buenas dosis de suspense y confusión, donde se duda de todo y de todos. La puesta en escena, ubicada en una única localización, y la falta de medios dejan en evidencia las condiciones de una producción de bajo presupuesto que apuesta por explotar una idea interesante, donde las sospechas y las traiciones se convierten en verdaderos protagonistas.

En el reparto podemos encontrar a una joven y poco conocida por aquel entonces, Natasha Henstridge (Species, Fantasmas de Marte) y a uno de los hermanos del clan Carradine, Keith Carradine (Forajidos de leyenda, La presa, Vertigo mortal), cumpliendo con sus cometidos.

La película presenta problemas de ritmo, en algunos momentos, acompañado por diversas licencias argumentales que se antojan forzadas, pero el director consigue explotar al máximo las sospechas y las inseguridades, resolviendo todo en un relato de corta duración que resulta ideal para pasar un rato entretenido.



0 comentarios :

Publicar un comentario