8 mar. 2016



La investigación derroca al poder

Correcta e interesante película dirigida por un eficaz Alan J. Pakula (Comenzar de nuevo, El último testigo, Klute), en un magnético y atractivo relato periodístico apoyado en las vivencias recogidas por dos de los periodistas que destaparon una de las grandes conspiraciones del gobierno del presidente Nixon en el caso Watergate.
La película posee el interés propio de un argumento basado en hechos reales, al apoyarse en el libro escrito por los propios reporteros protagonistas que destaparon y dieron a conocer las claves del caso Watergate. La forma en que el director desarrolla la investigación y cómo ahonda minuciosamente en todos los detalles resulta apasionante.

La película esta protagonizada por dos grandes como son Robert Redford (Spy game, la última fortaleza) y Dustin Hoffman (Más extraño que la ficción, Perros de paja), formando una dupla sensacional, intercambiando y compartiendo su pasión por la información. La investigación que realizan los dos protagonistas resulta exhaustiva y por momentos puede ser cansina, pero sin duda refleja el trabajo de los dos reporteros en la vida real.

Alan J. Pakula, sabe dotar a la película de un tono solemne y riguroso, donde presenta con esmero el desarrollo de la investigación llevada a cabo por los periodistas, mencionando y dejando claro el proceso que se escondía tras el escándalo Watergate, haciendo mención a la extorsión y amenazas que vivieron los personajes reales. Un escándalo notable que acabó con la vida presidencial de Richard Nixon y que saca a la luz, los trapos sucios del gobierno americano. Algo que seguro  se sigue haciendo, pero que ya no se consigue demostrar.

La película logra plasmar el mundo periodístico, con las trabas y los continuos movimientos para oficializar la noticia, con un aspecto visual encomiable. Tiene el encanto y el buen hacer de los buenos clásicos, pero se antoja ligeramente fría y distante. Puede que el afán del director por relatar los hechos ocurridos juegue en contra del relato personal de los personajes.

En resumidas cuentas, Todos los hombres del presidente, queda como un ejemplo de cine bien hecho y como todo un relato de interés, con la polémica del caso Watergate como núcleo de la investigación periodística.



2 comentarios :

  1. Buena crítica. Es cierto, le veo un tono parecido a Spotlight. Yo he escrito la de la ganadora del oscar, que publicaré en breve y establezco paralelismo entre ambas.

    ResponderEliminar
  2. Buena crítica. Es cierto, le veo un tono parecido a Spotlight. Yo he escrito la de la ganadora del oscar, que publicaré en breve y establezco paralelismo entre ambas.

    ResponderEliminar