8 abr. 2016


Robo casero

Producción de claro corte televisivo, con toques de suspense y algún que otro instante de tensión, con una calidad técnica e interpretativa pobre, pero que puede servir para pasar el rato si no tienes nada mejor que hacer. Parte de una premisa sencilla y atractiva con la que consigue mantener la atención del espectador en todo momento.

Todo se resume en el allanamiento de morada de un grupo de ladrones mientras la casa está habitada por una madre y su hijo. La película recupera al venido a menos, Jason Patric (The prince, Incógnito), uno de esos intérpretes que apuntaba maneras pero que se ha desvanecido del mundo cinematográfico, participando en películas de cuestionable calidad, una pena. También podemos ver a una de las mujeres que ha levantado pasiones con su cuerpazo en Species,  Natasha Henstridge (Pradera de fuego), donde encarnaba a una alienígena, sexualmente apetecible y peligrosa. Los años no pasan en balde para nadie y ya ha cogido cierto peso, pero me sigue gustando.

El argumento y la propuesta recuerdan en cierta medida a la película de David Fincher, La habitación del pánico, aunque queda muy por debajo de ésta.

Allanamiento de morada, no supone un gran desafío para la mente del espectador e incluso puede ser bastante pobre y limitada en diversas cuestiones, pero consigue cumplir con su propósito: ofrecer un entretenimiento plagado de tensión y suspense. 

0 comentarios :

Publicar un comentario