11 abr. 2016


Uno para todos y todos para uno

Épico y emocionante relato de aventuras con el aroma de los clásicos, desarrollando una historia ficticia del tiempo de los mosqueteros y el rey de Francia, bajo los mandos del guionista de Braveheart, Randall Wallace, dando el salto a la dirección con una historia de aventuras fresca y memorable.

Nos encontramos ante una producción épica con toques de cine de aventuras que desarrolla la historia de los mosqueteros, con un reparto excepcional en una trama atractiva y entretenida, donde se puede disfrutar de buenos enfrentamientos a espada, y una pegadiza y preciosista banda sonora. La película cuenta con un gran y atractivo reparto de intérpretes veteranos, entre los que merece la pena destacar a  Gabriel Byrne (Sospechosos habituales, Muerte entre las flores, El fin de los días); Jeremy Irons (Inseparables), John Malkovich (El imperio del sol, De ratones y hombres, Mary Reilly); Gérard Depardieu, del que se aprovecha su director para exprimir, al máximo, su presencia y carisma y presentar a unos decepcionados y, venidos a menos, componentes de los mosqueteros. Todos ellos arropan a una joven y emergente promesa, como Leonardo Dicaprio, en un doble papel destacado donde explota su belleza y su toque de joven promesa.

Randall Wallace, desarrolla una historia fresca y dinámica, donde presenta con claridad los tiempos de decadencia del grupo de los mosqueteros y la situación de Francia. Emplea una premisa ficticia interesante y llamativa, jugando con la presencia de un hombre enmascarado que puede ser fundamental para la estabilidad de Francia.

La película se beneficia de la presencia de un sólido y atractivo reparto que cumple su función a la perfección, aportando carisma y toques de humor que conquistan al espectador, haciendo que siga sus aventuras y enfrentamientos con total atención. Cuenta con una pegadiza e inolvidable banda sonora compuesta por Nick Glennie-Smith, con la que potencia la épica y el sentido aventurero del relato, dejando instantes memorables, como aquel en el que los protagonistas se enfrentan en minoría a un túnel que parece conducir a la muerte.

Puede que no sea la obra perfecta, pero es innegable que, con sus puntos positivos y negativos, la película ofrece un entretenimiento adecuado, a la altura de los clásicos de aventuras del cine dorado.





0 comentarios :

Publicar un comentario