26 abr. 2016


¿Subes?

Anecdótico relato de terror que sigue las bases habituales del Slasher, sólo que, en esta ocasión, el tradicional asesino hace de las suyas en el interior de un tren plagado de estudiantes con ganas de marcha.



El argumento no da para muchos quebraderos de cabeza ni complicaciones, es muy básico, un asesino va a ir haciendo de las suyas, vagón a vagón, mientras los ingenuos estudiantes siguen montándose la fiesta padre sin ser conscientes de la fiesta particular del asesino.



No hay mucho más que decir del argumento y en el apartado interpretativo nos encontramos ante la misma tesitura, poco o nada que destacar, simplemente mencionar que una de las reinas del terror se pasea por la película, Jamie Lee Curtis (Llamadas de terror, La noche de Halloween).

Los responsables de la película intentan jugar con el suspense y el terror, pero lo cierto es que no existe verdadero suspense, puesto que las motivaciones del criminal quedan expuestas al inicio de la película, así que lo único que hace falta es descubrir cuál de los pasajeros del tren es el asesino.

Es una lástima que el factor del suspense no sea potenciado con mayor intensidad y que el viaje de El tren del terror sea tan conocido por todos los espectadores. Lo único que despierta el interés es comprobar cómo y cuándo será el próximo asesinato, pero no llega a ser un atractivo lo suficientemente eficaz como para que no se pueda decir que El tren del terror no tiene la magia del terror que en un principio parece prometer.



En resumidas cuentas, el viaje que ofrece El tren del terror cumple, pero no llega a ser satisfactorio, le falta algo y no convence por completo.


0 comentarios :

Publicar un comentario