17 abr. 2016


En nombre de la justicia

 Excelente producción dramática dirigida por Jim Sheridam (Mi pie izquierdo), con la que presenta un relato basado en hechos reales en el que un joven irlandés es acusado de formar parte de un atentado del IRA ocurrido en un pub, haciendo que él, su padre y diversos familiares sean encerrados en prisión. 

 La película posee multitud de puntos de interés, ofreciendo un relato magnético e inquietante, donde un joven y su familia son forzados a admitir la culpabilidad de un tremendo atentado. El director ofrece un tratamiento serio y lineal de los acontecimientos ocurridos, desarrollando una historia sumamente interesante, donde consigue realizar una clara exposición de los hechos ocurridos. 

Como toda película basada en hechos reales, cuenta con el interés intrínseco de lo sucedido y, Sheridam, consigue sacarle el máximo partido a las numerosas posibilidades que ofrece, logrando crear una denuncia de la situación política de Irlanda y del abuso de la justicia llevado a cabo en aquella época.  

Cuenta con unas interpretaciones soberbias, destacando la labor de Daniel Day-Lewis (Mi pie izquierdo) y Pete Postlethwaite, tremendos en sus respectivos papeles. Con su interpretación llenan y dan sentido a una historia apasionante, cada vez que comparten escena la película gana en calidad y se convierten en el verdadero centro de atención del relato. La relación padre e hijo queda bien definida y permite al director ahondar en la personalidad y motivaciones de los personajes.  

Los responsables de la película logran ofrecer un tratamiento serio y respetuoso con los acontecimientos ocurridos, ofreciendo un relato intenso e incómodo que mantiene las emociones a flor de piel en todo momento.   Sheridam apuesta por plasmar, con intensidad, las vivencias sufridas por los protagonistas en la cárcel, ofreciendo un intenso drama donde la violencia y los abusos de la justicia llegan a incomodar al espectador. 

Un duro relato, plagado de momentos verdaderamente intensos e inolvidables que logra plasmar la situación crítica vivida en Irlanda con los atentados del IRA y el abuso de poder de ciertos sectores de la ley. Una película imprescindible.  



1 comentario :

  1. Gran crítica....buena peli carcelaria y política donde el protagonismo poco a poco lo ganan por derecho la relación padre hijo....soberbio trabajo de estos dos actores y de un Daniel Day-Lewis q con el mismo director nos habia regalado,poco antes,una de las mejores actuaciones del cine contemporáneo....gran trabajo.

    ResponderEliminar