4 abr. 2016

Irrational man (2015)


Racional como pocas

Sensacional, monumental, colosal, instrumental, descomunal, con Irrational man, nueva película de Woody Allen (Magia a la luz de la luna, Misterioso asesinato en Manhattan, Scoop, El dormilón), el guionista y director vuelve por el buen camino, con un relato fascinante alrededor del crimen perfecto y diversas cuestiones filosóficas, recordando a diversos trabajos anteriores como Match Point y El sueño de Casandra.

Presenta y desarrolla la historia de un profesor de filosofía venido a menos que se traslada a un pueblo a seguir impartiendo clases, donde despierta la pasión y curiosidad de dos mujeres, una alumna y una profesora, dando paso a una peculiar trama, donde Allen profundiza en diversos temas filosóficos habituales en su filmografía, como el sentido de la vida, el valor del destino y el crimen.

El director y guionista, rinde un pequeño homenaje a grandes clásicos del cine de suspense como Crimen perfecto, Crimen y castigo, La soga, Arsénico por compasión y en determinados momentos Ensayo de un crimen. Juega con la idea del crimen perfecto y construye una historia apoyada en una serie de diálogos interesantes y llamativos, de donde se sacan diversas lecturas de interés, manteniendo la atención del espectador con un relato plagado de toques de humor negro.

Personalmente, tengo que decir que me ha encantado, me ha tenido pendiente de cada diálogo y monólogo, resultando apasionante la forma en la que presenta los pensamientos e inquietudes de los personajes protagonistas, ofreciendo un juego peculiar y llamativo, lleno de interés.

En el reparto podemos encontrar a Joaquín Phoenix (Gladiator, Señales) y Emma Stone (Birdman, Magia a la luz de la luna, Criadas y señoras), juntos, excepcionales en sus correspondientes papeles. Joaquín Phoenix, vuelve a demostrar que no le importa su aspecto físico, dejándose ver entradito en carnes para dar credibilidad al proceso depresivo de su personaje. Por su parte, Emma Stone, aporta frescura y belleza a un personaje inocente y fácil de impresionar, logrando brillar con luz propia en cada gesto y mirada.

Allen, mantiene el interés del espectador y consigue tratar temas interesantes, ofreciendo un juego peculiar e inteligente donde puede pasar cualquier cosa, dejando claro el poder del destino, la fortuna y la ironía de la vida.

Muchos hablarán de trabajo flojo o de que no se trata de una de las grandes obras de su director, pero yo quiero dejar a un lado el tema obra maestra y dejar claro que es una película altamente recomendable que no decepciona.



2 comentarios :

  1. Hay una parte que flojea, pero vuelve a apretar al final. Entocnes es cuando piensas... jo! creo que em he perdido algo

    ResponderEliminar
  2. a mi me encantó, desde la sencillez trata temas profundos e interesantes. No se me hizo pesada y la disfruté.

    ResponderEliminar