30 may. 2016

Four rooms (1995)


Espacio para lo genuino

Four rooms es un ingenioso y atractivo proyecto generado por cuatro directores creativos en auge, dando paso a diferentes historias ocurridas en un hotel peculiar donde el botones es el guía especial del espectador. Entre los jóvenes directores participan diversas promesas de la dirección como Allison Anders, Alexandre Rockwell, Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, en la que cada uno de ellos aportó su visión particular, aportando su propia historia.

El estilo visual de la película y el tratamiento de las diferentes historias que presentan los diferentes directores tiene y aporta unidad al conjunto de la película, ofreciendo un entretenimiento ligero y desenfadado, donde hay espacio para multitud de aventuras, donde el humor negro prima por encima de todo. En las diferentes historias podemos encontrar un reparto de renombre variado entre los que podemos destacar la presencia y labor de intérpretes como Antonio Banderas, Tim Roth, Marisa Tomei, Madonna, Bruce Willis e incluso el propio Quentin Tarantino en un pequeño papel. Una reunión de los colaboradores habituales del cine y de sus directores, donde es indudable reconocer las influencias de unos y otros.

Las diferentes historias tienen distintos y variados puntos de interés, logrando ofrecer variedad al espectador con la que consigue ofrecer un entretenimiento ligero y divertido, donde el gran protagonista es el botones interpretado por un genial Tim Roth (La venganza, Rob Roy, Reservoir dogs, Pulp fiction). Su personaje de botones resulta verdaderamente entrañable y carismático, tratándose de un secundario roba el protagonismo a muchos de los protagonistas.

De la película me quedo con las diferentes situaciones por las que pasa el botones y la forma en la que afronta y sale ileso de cada una de ellas llevándose su propina. Como anécdota, mencionar que una de las historias hace referencia a un episodio de la serie Alfred Hitchcock presenta. En concreto, se trata del último capítulo de la película dirigido por Tarantino, donde ofrece su peculiar toque de distinción.

Four Rooms, presenta un agradable y confortable espacio para el espectador, ofreciendo un entretenimiento ligero y satisfactorio, donde el humor es el motor de todas las historias que presenta.




2 comentarios :

  1. Buena crítica como siempre y muy acertada , esta película tiene un gran nivel de entretenimiento y siempre adecuada como as en la manga cuando no sabes que ver y quieres pasar un rato agradable

    ResponderEliminar
  2. Buena crítica como siempre y muy acertada , esta película tiene un gran nivel de entretenimiento y siempre adecuada como as en la manga cuando no sabes que ver y quieres pasar un rato agradable

    ResponderEliminar