18 may. 2016


Vaya por dios

Para Jim Caviezel, el rodaje de La Pasión de Cristo, fue mucho más que un trabajo agotador durante dos años enteros. Fue toda una experiencia espiritual y, a la vez, una tortura física dolorosa, que da por bien empleada.

Fueron numerosas las complicaciones y dificultades a las que tuvo que hacer frente, para sacar adelante el ambicioso proyecto dirigido por, Mel Gibson (El hombre sin rostro). Ocho horas al día de maquillaje empezando a las dos de la madrugada, un hombro dislocado, hipotermia, neumonía, dos latigazos de verdad que le dejaron sin habla, una descarga eléctrica, tremendos dolores de cuello y de cabeza.


5 comentarios :

  1. Vamos que el tio sufrio pero bien...no es una pelicula que me guste especialmente pero la verdad es que me dolieron los latigazos hasta a mi...Jon ultimamente no te veo XD

    ResponderEliminar
  2. Bueno, de hecho a JC (oh, las mismas iniciales que Jesucristo!) le caló tan hondo este papel que un poco más y se creía el Mesías himself. No es coña eh? Leí que de La pasión de Cristo a sus roles actuales en Person of interest etc pasó por una época muy oscura (tendrá a lo sumo un par de pelis en su perfil en IMDb) pero al tío se le fue la chaveta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Le cerraron las puertas en Hollywood por haber participado en la película (Hollywood está mayoritariamente compuesto por empresarios Judíos). Por otro lado fue tanto el impacto en J.C. interpretando a J.C. que se hizo cristiano.

      Eliminar
  3. No se que tanta verdad tendrán estos rumores de rodaje. Una descarga eléctrica? Bueno no se. Habría q hablar con el propio caviezel. Se que en proyectos tan ambiciosos los directores son muy exigentes. Cameron llegó al punto de hacerle repetir hasta 17 veces las escenas a DiCaprio y Kate en titanic.

    ResponderEliminar