27 may. 2016

Ronin (1998)


El código del Samurai mercenario

Notable e inteligente producción de acción dirigida con buen pulso narrativo por el veterano director, John Frankenheimer (Plan diabólico, Operación Reno, El mensajero del miedo, 52 vive o muere, El hombre de Alcatraz, Domingo negro, El hombre de Kiev), desarrollando una trama atractiva y dinámica donde un grupo de mercenarios se dedican a llevar a cabo una peligrosa tarea en la que saltan las chispas entre los personajes y los vehículos en un baile de traiciones y persecuciones descomunal.




Desde el primer momento el director capta la atención del espectador, introduciéndolo en una trama de acción sólida en la que se irán descubriendo y desarrollando las pretensiones de cada uno de los personajes.



Una sólida y atractiva producción de acción plagada de buenos instantes de tensión, suspense y traiciones, donde hay espacio para numerosas sorpresas y notables persecuciones. Cuenta con un reparto excepcional que compone una galería de personajes atractivos y enigmáticos con los que consigue desarrollar una trama llena de incógnitas y sorpresas en la que la acción está servida con elegancia y solvencia, desarrollando unas espectaculares persecuciones sin ayudas de efectos digitales.



Entre los interpretes de la película merece la pena destacar la labor y presencia de Robert De Niro (Uno de los nuestros, Heat, Frankenstein de Mary Shelley), convirtiéndose en un auténtico imán para la atención del espectador gracias a su potente y acertada interpretación. La selección de secundarios es amplia e inteligente, donde podemos destacar la presencia de Jean Reno (León, el profesional, Por amor a Rosana), Natascha McElhone (Miedo punto com, El show de Truman) y un joven, Sean Bean.



Frankenheimer regala un relato de acción por encima de la calidad de muchas otras, logrando crear y confeccionar una trama atractiva e interesante para el espectador, jugando con el mito de los Ronin, unos samurais sin amo. Muy interesante y acertada producción que, en algunas secuencias de acción, recuerda a Heat.



La película cuenta con una poderosa y pegadiza banda sonora que sirve de acompañante en numerosos momentos de tensión, en unas secuencias de persecución que recuerdan a las vistas en las producciones de los años 70, sirviendo de ejemplo, Gone in 60 seconds.



En resumidas cuentas, Ronin queda como un notable y acertado producto de acción, confeccionado con acierto y buen hacer por su director, John Frankenheimer, dejando pinceladas de su calidad como director.



2 comentarios :

  1. Buenísima crítica y muy bien desarrollada. Vi hace años esta película en mi adolescencia y al leer tu crítica me han entrado ganas de volver a verla y disfrutarla ya con la perspectiva de la edad adulta jaja. Muchas gracias también por atender mi petición de hacer esta crítica. Sigue asi.

    ResponderEliminar
  2. Fue amor a primera vista que mas puedo decir XD

    ResponderEliminar