7 jun. 2016


Aromas de añoranza 

Nueva entrega de las aventuras de una de las series más populares de la animación japonesa, Dragon ball, que vuelve a contar con la supervisión y dirección de su creador, Akira Toriyama, sirviendo de presentación para la nueva entrega en forma de serie que va a llegar a las televisiones.

Después del éxito cosechado por Dragon ball: La batalla  de los dioses, los responsables de la serie vuelven a deslumbrar a los seguidores de la misma con una película que devuelve a la vida a uno de los grandes mitos y villanos de la serie, Freezer, en una resurrección que promete buenas dosis de combates y emociones.

Vuelven las emociones fuertes y vuelve en una entrega llena de calidad visual, con todos los adelantos técnicos para desarrollar una historia sencilla y eficaz con la que volver a disfrutar de los personajes habituales de la serie. Todo un disfrute y alegría para los seguidores de la saga, que pueden volver a disfrutar de sus personajes favoritos en una entrega que capta y vuelve con la esencia de la serie tradicional, compaginando acción y diversión de una forma inteligente. Un ejercicio de calidad que despierta la añoranza y permite volver a disfrutar a los espectadores, devolviéndolos a otro tiempo por un momento, a su infancia.

Las cosas siguen funcionando igual, sigue habiendo combates y camaradería, pero puede que haya perdido la controversia y la violencia de algunos de sus episodios haciendo que no se note el peligro que pueden correr sus protagonistas, puesto que ahora su nivel de poder roza lo insultante, restando el toque épico y relevante de entregas anteriores.

Parece que las nuevas amenazas no lo son tanto y eso resta encanto a entregas venideras, pero es innegable que volver a ver a Son Goku y a Vegeta, contra un viejo enemigo como Freezer, no tiene precio y merece ser visto.


0 comentarios :

Publicar un comentario