8 jun. 2016

El incubo (Incubus) (1981)


Terror a lo desconocido

Fascinante y magnético relato de terror y suspense protagonizado por John Cassavetes (Doce del patíbulo, La furia, La semilla del diablo), en una historia que presenta una serie de crímenes sexuales violentos que deberán ser resueltos por la policía y el nuevo médico de un recóndito pueblo.

La película capta la atención del espectador desde un primer momento y posee un endiablado atractivo. Juega con sospechas e intrigas, logrando mantener el interés suscitado inicialmente hasta su desenlace.

Los responsables de la película se toman en serio el género de terror y logran ofrecer un acertado equilibrio entre misterio y terror. Se aprecia la influencia del estilo visual de las producciones de los años 70, logrando crear una atmósfera insana con la que incomodar al espectador.

El director John Hough (Escóndete y tiembla, La leyenda de la casa del infierno, La indecente Mary y Larry el loco, La montaña embrujada), dosifica los ataques y evita caer en el error de desvelar precipitadamente lo que se esconde detrás de los espeluznantes crímenes. Sugiere y no muestra, logrando potenciar el misterio y el terror de una manera notable. La forma en la que los médicos especializados describen las consecuencias de las violaciones llevadas a cabo en el pueblo, llegan a poner los pelos de punta, potenciando la sensación de peligro constante. Todo lo relacionado con el mal tiene su atractivo y aquí se juega con inteligencia, con el mito de El incubo, una criatura que se dedica a sembrar el terror por todo el pueblo.

La presencia de John Cassavetes, le da a la película cierta categoría y recuerda la participación del intérprete en otro relato de terror satánico como fue La semilla del diablo. El resto del reparto cumple pero no llega a maravillar. La ambientación fría y gris ayuda a potenciar el terror, junto a una banda sonora especialmente inquietante, creada con acierto por Stanley Myers. Todo un acierto que se convierte en un elemento importante de la película. Como anécdota cabe mencionar la aparición de ¨Samson¨ el primer grupo de Bruce Dickinson, el cantante de ¨Iron Maiden¨.

El incubo es una muestra de cine de terror notable y completamente satisfactorio que no decepcionará a los amantes del buen cine de terror. Una película altamente recomendable.

3 comentarios :

  1. Buena película, me gustó mucho. Coincido en que las actuaciones no son lo mejor, pero John Cassavetes le da el toque al personaje.

    ResponderEliminar