8 jul. 2016



Referente del cine asiático de Yakuza y Triada

Muy buena y sorprendente producción japonesa, dirigida por todo un referente de las producciones relacionadas con el mundo de la Triada y los Jakuza, Seijun Suzuki (Marcado para matarEl vagabundo de Tokio), desarrollando la historia de un misterioso hombre que entra a formar parte del mundo oscuro de la mafia japonesa gracias a su fuerza y habilidades con las armas.

La juventud de la bestia, juega con la intriga y sospechas que despierta el protagonista en los personajes que le rodean y en el propio espectador, convirtiéndose en la base de una historia de traiciones e intereses donde nada es lo que parece y todo conduce a una violencia calmada al tiempo que intensa.

Los responsables de la película apuestan por un tratamiento serio de la historia, ofreciendo buenos enfrentamientos entre los protagonistas, con un ritmo pausado y comedido que se rompe con la introducción de diversas escenas de enfrentamientos. Cuenta con una fotografía atractiva y elegante, llena de colores intensos que se convierten en estilo propio de la película. Todo ello acompañado por una banda sonora que no deja indiferente, con la que se recogen las inquietudes y emociones de los personajes protagonistas.

No quiero que nadie se engañe leyendo esta crítica, no es la típica producción plagada de secuencias de acción, pero es innegable que se trata de una de las bases del cine moderno asiático relacionado con el mundo de la mafia asiática. La versión que he podido ver ofrece un desenlace sorprendente y muy interesante, aunque el desarrollo y ejecución de algunas secuencias se ha visto perjudicado por la acción de la censura, algo que, inevitablemente, se nota.

En resumidas cuentas, La juventud de la bestia, sienta las bases de mucho cine de gánsteres de la época y se convierte en todo un referente del cine moderno del que muchos creadores y directores han tomado ideas.


0 comentarios :

Publicar un comentario