6 jul. 2016


Otra de espías y van ...

Intento de emular los habituales relatos de espionaje, con el toque especial que le otorga su director, Guy Ritchie (RocknRolla, Lock & Stock, Barridos por la marea, Revolver, Cerdos y diamantes, Sherlock Holmes, Sherlock Holmes: Juego de sombras), en un relato que mezcla la acción, el suspense y los clásicos relatos de espionaje sin llegar a resultar completamente memorable.

Los responsables de la película y el propio Ritchie, tratan de ofrecer algo novedoso, alejado del concepto habitual, pero lo cierto es que no deja de ser una especie de parodia homenaje al cine de espías, que no sorprende, ni resulta tan emocionante como se espera de él.

En el reparto podemos ver a dos caras bonitas del cine reciente, como Henry Cavill (El hombre de acero) y Armie Hammer (El llanero solitario), formando una dupla de espías peculiar, donde tratan de explotar su lado cómico.
Lo mejor es sentarse y dejarse llevar por un relato que no va a ninguna parte y que no llega a ser completamente satisfactorio, no aporta nada nuevo al género. Tan fácil de ver, como de olvidar.



0 comentarios :

Publicar un comentario