11 ago. 2016


Récord merecido

El genuino e inolvidable, Charles Chaplin (Luces de la ciudad, Candilejas, El gran dictador, Tiempos modernos, La quimera del oro, El chico, El circo, Día de paga), fue uno de los grandes creadores de emociones y sentimientos desde el silencio. Todos esos grandes trabajos pocas veces fueron reconocidos por la Academia. Algo que la propia academia intentó enmendar en 1972, entregándole un segundo premio honorífico a Chaplin (el primero lo había recibido en 1929 por El circo).
En aquella época, Charles Chaplin, de 83 años de edad, se había retirado del cine y se había exiliado en Suiza tras ser acusado de comunista. El premio marcó su reencuentro con un país y una Academia que no lo había sabido valorar. El público presente, ante la presencia de Chaplin, realizó la que hasta ahora ha sido la ovación más prolongada en la historia de los premios: 12 minutos aplaudiendo de pie y efusivamente. Algo que considero pudo significar más para el veterano artista que la dorada estatuilla.

8 comentarios :

  1. Un genio en mi opinión, y poco reconocido,estoy de acuerdo en que los 12 de aplausos,supondrían mas para el que el Oscar.Desconocía que lo tacharon de comunista,en fin...

    ResponderEliminar
  2. Un genio en mi opinión, y poco reconocido,estoy de acuerdo en que los 12 de aplausos,supondrían mas para el que el Oscar.Desconocía que lo tacharon de comunista,en fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y los comentarios, vuelve cuando quieras

      Eliminar
    2. Gracias por la visita y los comentarios, vuelve cuando quieras

      Eliminar
  3. Yo vivía en los EEUU por razones de estudios, y vi el acto por TV. Fué apoteósico, pero mejir aún fué el breve discurso de Chaplin, en el que dijo que cualquier cosa que dijese sería fútil (usó la palabra futile, en inglés), que las palabras sobraban, y se retiró con insuperable dignidad del escenario.

    ResponderEliminar