3 ago. 2016


Mejor no coger

Una mujer es acosada por el asesino de su marido, cinco años después de su muerte,  ya que quiere eliminarla como testigo en potencia. Lo que no sabe es que el shock le ha causado amnesia y no se acuerda de nada.

Parte de una premisa inicial atractiva e interesante, pero el director no llega a explotar las posibilidades del relato, ofreciendo un desarrollo lento que va perdiendo el interés progresivamente.

Flojo argumento que tiene que recurrir a la presencia en su reparto de Telly Savalas (Mercenarios de diamantes, Capricornio uno, Ciudad violenta, Pánico en el Transiberiano, Los hijos del día y de la noche, Los violentos de Kelly, El cabo del terror, El hombre de Alcatraz, Doce del patíbulo), para conseguir cierta notoriedad, que no consigue otra cosa que decepcionar a los seguidores del actor, ya que su participación no deja de ser meramente presencial.

La calidad técnica e interpretativa son de un nivel inferior y no logran deslumbrar en ningún punto, dejando el mayor brillo para la cabeza de Telly Savalas, al que, por cierto, se le ve poco. Apenas hay diálogos, todo se compone de escenas visuales acompañadas por una música de espera letárgica y por momentos eterna, convirtiendo en insoportables los minutos de un largometraje falto de ritmo, vacío e irregular.

Producción italiana que podemos situar en el Giallo del cine Italiano, todo un género particular del cine de terror. Una película que no resulta convincente en ninguno de sus puntos, muy floja y decepcionante. Como suele ocurrir en los Giallo, la película alcanza un desenlace sorprendente, pero no consigue salvar el resultado del conjunto.

En mi opinión, no se puede salvar una película, única y exclusivamente, por su desenlace, puesto que el camino recorrido hasta llegar a ese punto ha sido insufrible. 

0 comentarios :

Publicar un comentario