13 ago. 2016


Ideal para liberar tensiones

Simple y eficaz relato de acción en el que un grupo de asesinos despiadados participa en un torneo que se celebra cada año para competir por el premio a mejor asesino.



La película ofrece lo que se espera de ella, no se le puede pedir mucho más, pero es innegable que ofrece un entretenimiento plagado de acción y violencia, imitando producciones con una temática similar como Perseguido, Rollerball, La isla de los condenados, Los juegos del hambre, Battle Royale y otras muchas más…



Lo cierto es que dentro de la similitud que mantiene con las mencionadas anteriormente, merece la pena destacar la contundencia e impacto de las escenas de violencia, llegando a rozar el gore.



En el reparto merece la pena destacar la presencia y participación de ciertos intérpretes conocidos, como: Robert Carlyle (El rostro, Trainspotting, Full monty, Ravenous) y Ving Rhames (Misión imposible: Nación secreta, Piraña 2, No nos moverán, Misión imposible: Protocolo fantasma, Misión imposible, Soldados de fortuna), convertidos en dos importantes atractivos de la función.



El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones. Tiene alguna que otra sorpresa y desde luego consigue resultar dinámica, entretenida y llena de adrenalina, ideal para liberar tensiones.


0 comentarios :

Publicar un comentario