2 ago. 2016


Nos ganaron con su carisma

Os dejamos con una imagen inolvidable de una escena protagonizada por uno de los grandes caraduras del cine clásico, Steve McQueen (Cazador a sueldo, La masa devoradora, Marcado por el odio, El caso de Thomas Crown, Papillon, La gran evasión, La huida, El coloso en llamas, Los siete magníficos, Bullitt), en la no menos famosa, El rey del juego, donde nos recordaron que no siempre se puede ganar en todo y a todo. 





Una historia centrada en el mundo de las cartas, en la que se apreciaban ciertos paralelismos con la idea propuesta en El buscavidas. Película protagonizada por el eterno, Paul Newman (Veredicto final, La gata sobre el tejado de Zinc, El juez de la horca, Camino a la perdición, Donde esté el dinero), con el que compartió una de sus grandes pasiones, El automovilismo. Los dos locos y apasionados del volante, seguro que charlaron durante muchas horas durante el rodaje de El coloso en llamas. Dos pequeños gigantes que supieron sacar el máximo partido a su mirada y a su carisma, para colarse en la memoria de muchos cinéfilos. Algo que parece confirmar, Paul Newman

0 comentarios :

Publicar un comentario