13 ago. 2016

Una vela para el diablo (1973)


A dios rogando y con el mazo dando

El interesante y atrevido director español, Eugenio Martín (El precio de un hombre, Pánico en el transiberiano), toma los mandos de la dirección apoyándose en un guión propio, desarrollando una historia de terror y suspense que conecta con la época de prohibición y temor, vivida en la etapa del Franquismo.

La película se apoya en una historia sencilla, desarrollada en un pueblecito típico de la España rural de los 60, en el que dos hermanas solteronas y puritanas dirigen una posada en la que se hospedan jóvenes turistas. Obsesionadas por defender a toda costa la decencia y guiadas por un turbio fanatismo religioso deciden eliminar lo que consideran "indecente".

El desarrollo del argumento peca de sencillo y simplista, haciendo que algunas situaciones y el desenlace de las mismas no lleguen a ser sorprendentes. A pesar de ello, la historia que cuenta se convierte en fiel reflejo de la forma de pensamiento de una sociedad enfermiza, donde las habladurías y el qué dirán se convierten en mazo liberador.

No cuenta con grandes interpretaciones ni grandes valores técnicos, pero lo que intentan trasmitir sus responsables se convierte en un auténtico retrato de una sociedad enferma y obsesionada con lo puro. Toda una crítica social, apoyada en una historia sencilla que saca a relucir lo peor y más enfermizo de una sociedad esclava de tradiciones y pensamientos religiosos, donde la liberación estaba en pleno proceso de llevarse a cabo.




1 comentario :

  1. No la vi pero por la crítica dan ganas de verla.la gente fanática de la religión capaz de todo

    ResponderEliminar