1 sept. 2016



Directa y eficaz

Curiosa y atrevida propuesta del director de Posesión infernal, Sam Raimi (Terroríficamente muertos, Darkman, El ejercito de las tinieblas, Un plan sencilloPremonición, Spiderman, Spiderman 2, Spiderman 3, Arrástrame al infierno, Oz, un mundo de fantasía), apostando por un relato sencillo y eficaz ubicado en el lejano oeste, donde en un poblado se pone en marcha un concurso de duelos en el que participa una amplia galería de personajes.



Sam Raimi presenta un relato desenfadado y dinámico, plagado de duelos y diversos personajes interpretados por un reparto de renombre, donde podemos encontrar a intérpretes de la talla y prestigio de Gene Hackman (La noche se mueve, Carne viva, Sin perdón, El último golpe, Testigo accidental, La aventura del Poseidón, Bajo sospecha, Arde Mississippi, No hay salida), Russell Crowe (American Gangster, El hombre de los puños de hierro, El tren de las 3:10, Gladiator, La sombra del poder, Los próximos tres días, L.A. Confidential), Leonardo DiCaprio (El renacido, Diamante de sangre, El lobo de Wall Street, Infiltrados, El aviador, Shutter island, Romeo y Julieta, El hombre de la máscara de hierro, Ticanic) y Sharon Stone (Aprendiz de Gigoló, Casino, Bendición mortal, La casa, Instinto básico, Diabólicas, Desafío total).



No es el mejor western de todos los tiempos, la historia puede ser inverosímil, pero la película no resulta espesa, tiene variedad de personajes con diferentes metas y características, presentados con acierto por un guión que peca de excesiva sencillez. Sam Raimi ofrece un entretenimiento divertido y pasajero, fácil de disfrutar, apostando por numerosos duelos al estilo tradicional del género del oeste, ofreciendo claros guiños y homenajes al Spaghetti Western y al Western en general.


Resultado de imagen de The Quick and the Dead gif
Los responsables de la película, dotan a la misma de un estilo visual propio, apreciándose el toque personal de su director a la hora de construir y enfocar determinadas tomas. En el amplio baile de duelos consigue ofrecer diferentes visiones y perspectivas, evitando caer en lo monótono. Cada uno de los personajes queda presentado con claridad y sus motivaciones y anhelos se van descubriendo, progresivamente, lo que mantiene el interés del espectador.



Raimi deja espacio para su peculiar sentido del humor y logra ofrecer un desarrollo dinámico y atractivo en un juego peligroso, donde las pistolas se ponen a sonar cuando el reloj marca la hora del duelo. Sharon Stone se convierte en la protagonista del relato, ofreciendo su belleza y encanto, en un papel ingenioso y original con el que Sam Raimi rompe con los esquemas machistas del género.



Rápida y mortal, hace honor a su título y ofrece un espectáculo visual rápido plagado de muertes, donde el espectador puede disfrutar de los clásicos duelos del oeste con un toque moderno. 

0 comentarios :

Publicar un comentario