11 oct. 2016

El delator (The Informer) (1935)


Le delata su calidad

Sobria e inteligente película dirigida por uno de los grandes maestros del cine, John Ford (Las uvas de la ira, La diligencia, Tres padrinos, El hombre tranquilo, Centauros del desierto, Qué verde era mi valle, El hombre que mató a Liberty Valance, El sargento negro), en un relato que gira alrededor del sentimiento de culpa, la conciencia y el peso de la culpabilidad que se cierne sobre un hombre que ha delatado a otro por hacerse con un botín importante de dinero.

El director dibuja desde la sencillez, un relato fácil de intuir y seguir, potenciando progresivamente la sensación de culpa que persigue al personaje principal, a través de un peculiar e insólito viaje, en el que va derrochando el dinero ganado.
En el reparto podemos encontrar a uno de los intérpretes habituales del cine de Ford, un acertadísimo y enorme, Victor Mclaglen (Un hombre tranquilo), construyendo un personaje que esconde y despierta mucha ternura detrás de su opulenta apariencia. Su interpretación y presencia le sirvieron para ganar el Oscar a mejor actor de su año.

Una soberbia e inteligente producción con una historia y una moraleja sólida que recuerda que, en ocasiones, lo  bueno se guarda en frasco pequeño.


0 comentarios :

Publicar un comentario