16 oct. 2016



Cine de acción inteligente

Notable y altamente recomendable producción de acción dirigida por un acertado, Tony Scott (Imparable, Asalto al tren Pelham 123, Déjà Vu, Domino, Juego de espías, Marea roja, El fuego de la venganza, El último Boy Scout, El ansia, Amor a quemarropa, Días de trueno, Top Gun, Fanático), desarrollando una trama magnética e intensa, donde se realiza una potente visión sobre la privacidad de los ciudadanos y una crítica apabullante a las nuevas tecnologías y sistemas de seguimiento.



Nos encontramos ante uno de los trabajos más redondos y apasionantes de su director, Tony Scott, apoyándose en un guion sólido y lleno de interés, donde no hay espacio para el descanso, dando paso a una persecución apoteósica, donde todo vale para proteger la seguridad del país, incluyendo romper con las leyes y abusando de la autoridad.



Presenta y desarrolla una trama magnética y apasionante, donde todo va tomando forma progresivamente, mientras las secuencias de acción se suceden en una poderosa montaña rusa que no deja un instante para el descanso. Se apoya en un reparto interesante, donde merece la pena destacar la labor de Will Smith (Escuadrón suicida, Hancock, Focus, Alter earth, Cuento de invierno, Especialista en ligues, MIB 3, Soy leyenda, Siete almas, En busca de la felicidad, Ali, Dos policías rebeldes, Independence day, Wild Wild West), en el papel protagonista, acompañado por dos secundarios de lujo, como Gene Hackman (La noche se mueve, Carne viva, Sin perdón, El último golpe, Testigo accidental, La aventura del Poseidón, Bajo sospecha, Arde Mississippi, No hay salida) y John Voight (Campeón, Misión imposible, Cuestión de honor, Defensa), aportando su madurez y buen hacer. Como curiosidad, destacar que en el reparto se puede ver a algunos intérpretes que han alcanzado cierta notoriedad, como Jack Black (Rebobine, por favor, King Kong, Bernie), Gabriel Byrne (El fin de los días, El hombre de la máscara de hierro, Muerte entre las flores, Stimagta, Sospechosos habituales) y Barry Pepper (Valor de ley, La última noche, El llanero solitario, Salvar al soldado Ryan).



Tony Scott, habitual de los excesos con la cámara, se deja de filigranas y desarrolla el argumento con nitidez, evitando desviar la atención del espectador con sus habituales movimientos e intercambios de cámara. Desarrolla y plantea diversos temas de interés, donde realiza una poderosa crítica sobre los medios empleados para el seguimiento de personas, la pérdida de privacidad y el abuso de poder de los estamentos políticos. Ofrece una historia plagada de momentos de tensión y suspense, recordando en muchos momentos, salvando las distancias,  al cine de Alfred Hitchcock, ofreciendo un producto de una calidad notable.



Enemigo público es ese tipo de películas que no te puedes perder, cine de acción inteligente, totalmente recomendable y altamente magnética. No decepciona.




0 comentarios :

Publicar un comentario