26 oct. 2016



La hora de las pistolas

Correcto y llamativo Spaghetti Western que presenta un relato de falsos culpables, traiciones y venganzas, que se resolverán a punta de pistola con el mítico icono del género, Lee Van Cleef (El día de la ira, De hombre a hombre, El bueno, el feo y el malo, El halcón y la presa, La muerte tenía un precio, El hombre que mató a Liberty Valance).


Gran duelo al amanecer cuenta con los ingredientes habituales del Spaghetti Western, venganza, sangre, balas y polvo, acompañados por el inigualable Lee Van Cleef y una banda sonora pegadiza, que se convierte en un protagonista más del relato.


Toma los mandos de la dirección, Giancarlo Santi, el que fuera director de segunda unidad de memorables Spaghetti Western, como: El bueno, el feo y el malo, Hasta que llegó su hora y De hombre a hombre. Muchas de ellas con el propio, Lee Van Cleef.


La película presenta un esquema argumental, inicialmente, confuso, pero que a medida que avanzan los acontecimientos cobra sentido, dando paso a un peculiar relato de misterio, traiciones y poder, poco habitual en este tipo de producciones. Este punto de complejidad añade interés al conjunto de la película, evitando caer en la típica historia de venganzas.


La presencia de Lee Van Cleef aporta al relato la intensidad de su veterana sabiduría, logrando encarnar a un personaje magnético y enigmático, que será pieza clave a la hora de resolver el misterio. La peculiar relación que se establece entre su personaje y el protagonista se convierte en una parte importante de la película, donde se puede ver un peculiar juego del gato y el ratón, que termina por ser entrañable.


La selección de los intérpretes secundarios resulta acertada y sus personajes quedan bien definidos de una forma sencilla y eficaz, elevando y potenciando la calidad del conjunto. Cabe destacar la labor del equipo de vestuario, con el que logran dibujar parte de los personajes principales.


Luis Bacalov, firma una banda sonora peculiar y atractiva, con la que deja su sello de identidad a la película, apareciendo en numerosos momentos de tensión y suspense. Os dejo con la maravilla musical en el Enlace. Como anécdota decir que el propio Tarantino llegó a fijarse en ella empleándola en la escena animada de su Kill Bill. Vol I.


La película avanza con un ritmo dinámico y logra desarrollar con inteligencia la trama de engaños y ambiciones donde hay espacio para el humor y la tensión, donde las balas romperán las mentiras y manipulaciones en un duelo apoteósico a la luz del día.


0 comentarios :

Publicar un comentario