12 nov. 2016

John Wick (2014)


Certero y directo

Producto de acción puro y duro, creado y desarrollado para el lucimiento de su estrella protagonista, Keanu Reeves, en un papel que le devuelve a la primera fila de grandes producciones de acción, donde da su imagen a un personaje que ofrece puro espectáculo a través de la acción y la violencia.
Una película descarada y simplista, donde un hombre de desconocido pasado hará tambalear el imperio de todo un clan de mafiosos para vengar el asesinato de su perro y el robo de su coche. Un punto de partida sencillo y eficaz que da paso a una vorágine de combates y enfrentamientos a mano armada de los que pocos saldrán ilesos.


Los responsables de la película dedican poco tiempo para desarrollar y presentar al personaje principal, haciendo que toda la historia tome forma progresivamente entre confrontaciones y batallas a mano armada.  La película posee un estilo visual personal, con un tratamiento oscuro de la imagen, donde hay espacio para una estética moderna y elegante con el que ofrecer un producto cuidado. No deja espacio para el descanso y ofrece un universo particular, donde los códigos y leyes entre mafiosos se van presentando progresivamente para ubicar al espectador en la acción. Ofrece unas coreografías de enfrentamiento dinámicas y muy cuidadas, evitando caer en el barullo fácil donde no se distingue nada, consiguiendo ofrecer un entretenimiento acelerado donde hay que olvidar la lógica y dejarse llevar por el entusiasmo que produce en el espectador.
Resultado de imagen de JOHN WICK GIF
Lo que, en un principio, puede ser el punto fuerte de la película, esa constante oleada de acción y violencia se convierte, al mismo tiempo, en uno de los talones de Aquiles de la producción, ya que los responsables de la película llegan a saturarla de infinitos enfrentamientos, lo que hace que pueda resultar excesivamente reiterativa.
En el reparto encontramos a un Keanu Reeves (Drácula de Bram Stoker, El poder del Tai Chi, Matrix, Matrix Reloaded, Matrix Revolutions, La leyenda del Samurái), recuperado para el cine de acción, como protagonista absoluto, acompañado por diversos intérpretes de renombre como Willem Dafoe (Spiderman, Platoon, Arde Mississippi, El paciente inglés, El aviador, El gran hotel Budapest) que ayudan a dar cierto prestigio al conjunto de la película.


Otro punto a destacar de la película es la selección musical llevada a cabo por sus responsables, con la que logran aportar temas “molones” para una película “guay”. Resulta fascinante como los responsables logran dar forma a un mito y leyenda de la mafia como John Wick, un personaje del que pronto veremos continuaciones.
Un producto altamente recomendable para olvidarse de los quebraderos de cabeza y dejarse llevar por un constante ejercicio de acción, con un estilo visual particular que hace las delicias de los seguidores del cine de acción simple y directo.


1 comentario :

  1. A veces se agradece algo de acción sin descanso y sin sentido, esperando con ganas la segunda parte :)

    ResponderEliminar