6 nov. 2016

Frenético (Frantic) (1988)



Búsqueda absorbente y frenética

El siempre interesante y osado, Roman Polanski (La venus de las pieles, La semilla del diablo, El pianista, El cuchillo en el agua, Macbeth, Lunas de hiel, Oliver Twist, El quimérico inquilino, Callejón sin salida, Tess, La novena puerta, Un dios salvaje, El escritor, Repulsión, El baile de los vampiros, Chinatown, La muerte y la doncella), juega a emular al maestro del suspense, Alfred Hitchcock (La soga, Falso culpable, Crimen perfecto), presentando una trama llena de suspense y momentos de tensión.

Un reputado doctor viaja a Francia con su mujer para asistir a una conferencia científica, durante la estancia en el hotel su mujer desaparece y comenzará una búsqueda férrea. La película se apoya en una premisa interesante y atractiva, ofreciendo un comienzo directo y vertiginoso y manteniendo el interés, en todo momento, hasta alcanzar su desenlace.

El director y los responsables de la película juegan con la idea de la desaparición y consiguen ofrecer un pulso narrativo fluido, en el que la búsqueda de pruebas y nuevos indicios del posible paradero en el que se encuentra la mujer del protagonista, se convierten en una puerta para la esperanza.

Como ya hiciera en trabajos anteriores, Polanski crea una atmósfera opresiva y asfixiante, recordando, inevitablemente, películas como: El cuchillo en el agua, El quimérico inquilino, Chinatown y La semilla del diablo. De alguna forma siniestra, se encuentran paralelismos con la historia vivida en la realidad con la pérdida de su mujer, Sharon Tate, asesinada brutalmente por un grupo sectario encabezado por el famoso, Charles Manson.

Muestra la dificultad de encontrarse en un país extranjero del que no manejas la lengua hablada, plasmando la desesperación y angustia que vive el personaje interpretado por un más que correcto Harrison Ford (Star wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza, El juego de Ender, Único testigo, Lo que la verdad esconde, Firewall), ofreciendo una de sus mejores y más convincentes interpretaciones. 

El paso del tiempo no ha beneficiado al tratamiento de algunas secuencias, la iluminación resulta pobre y es necesario hacer mención especial a un baile en el que Harrison Ford se mueve como un elefante en una cacharrería, resultando innecesario e irrelevante.

Polanski, como si se tratará del cuento de Pulgarcito, va dejando las pistas necesarias para que el espectador siga el argumento con facilidad, haciendo que llegue a comprender, incluso a anticiparse a las intenciones y acciones del protagonista.

El hilo argumental se sigue con facilidad, aunque si bien es cierto que muchas de las pruebas que va encontrando el protagonista resultan forzadas y demasiado evidentes, éstas ayudan a seguir con interés el desarrollo de la búsqueda del paradero de la mujer. 

En resumidas cuentas, Frenético, queda como un ejercicio inteligente y lleno de suspense con los toques habituales del cine de su director, resultando absorbente y frenético.



1 comentario :

  1. Excelente película. Coincido en que es una de las mejores actuaciones de Harrison Ford (cuando hay un buen proyecto, con un gran director... hay vida más allá de Han Solo e Indiana).

    ResponderEliminar