22 nov. 2016



Respeta el nivel de calidad de la franquicia

Interesante y correcta precuela de una de las grandes producciones de artes marciales del cine reciente, Ip man, desarrollando los inicios y primeros pasos del maestro de Bruce Lee en los torneos de artes marciales.

Buena ambientación y buenas escenas de combate que ayudan a seguir una historia sencilla y eficaz que recoge ciertas vivencias del maestro de Bruce Lee. La película no es mala, pero no tiene el mismo impacto que la primera entrega. Algo que se deba fundamentalmente, a la no participación del maestro e ídolo del cine de acción y artes marciales, Donnie Yen (Dragón, Kung Fu Jungle, Ip man, Ip man 2, La ira del tigre, El camino del dragón, El ojo del tigre, Duelo de dragones, Siete espadas, El mono de hierro) en el producto. Algo que los responsables de la película y el propio director, Herman Yau, intentan camuflar con una selección para el personaje principal, de un intérprete con un parecido razonable medianamente aceptable con el propio, Donnie Yen, To Yu-Hang. Una complicada tarea que a priori, le viene grande y que hablando en términos coloquiales, podemos decir que salva los muebles.

El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones similares, haciendo que pierda el poderoso impacto de su predecesora.

Ofrece y deja buenos enfrentamientos, con buenas coreografías preparadas y consigue ofrecer ideas interesantes, llegando a mantener el interés del espectador en todo momento, algo que posiblemente se deba indudablemente, a la huella que dejó su predecesora.

En resumidas cuentas, Ip man, la leyenda, no llega a deslumbrar ni a superar a la primera entrega de las vivencias del maestro de Bruce Lee, pero de alguna forma, no desentona con la estética y lo ofrecido por ésta, quedando como un producto correcto al tiempo que inferior.


0 comentarios :

Publicar un comentario