13 dic. 2016


Cosas de la tele

Uno de los directores habituales del cine de entretenimiento y ciencia ficción, Peter Hyams (El sonido del trueno, Sudden Death, Capricornio uno, The Relic, El fin de los días, Atmósfera cero, Testigo accidental, Timecop, Más allá de la duda, Más fuerte que el odio, 2010: Odisea Dos), dirige esta producción que le permite realizar una crítica constructiva sobre la influencia y la dependencia que genera el mundo de la televisión en los ciudadanos, llegando a convertirlos en auténticos adictos a la televisión, haciendo que ésta llegue a estar por encima de sus seres queridos.

Un día un hombre que pasa la mayor parte del tiempo frente al televisor y totalmente enganchado a todos los programas que se emiten, recibe la extraña visita de un hombre que establece un pacto con él: le entrega lo último en antenas parabólicas de TV por satélite; pero, a cambio, el protagonista  le vende su alma al diablo. Como resultado de este extraño pacto, los protagonistas se encuentran, de repente, atrapados dentro del televisor, y serán sus hijos, los que tendrán que rescatarlos.

Interesante y divertida producción que combina fantasía y comedia, lanzando ideas y críticas interesantes sobre el enganche televisivo y todo lo que rodea al mundo de la televisión. Los responsables de la película y su director, consiguen mantener al espectador atento en todo momento, acompañando a los protagonistas por las diferentes pruebas televisivas en las que aparecen, apreciándose homenajes y guiños a grandes clásicos de la televisión.

Permite pasar un rato agradable y entretenido con numerosas situaciones, en lo que es una producción propia de los años 80, donde no había miedo a la hora de inventar cosas nuevas y apostar por los efectos especiales creados con imaginación y artesanía.

No hay que buscarle grandes interpretaciones, ni grandes efectos especiales, es ese tipo de productos entrañables y agradables que sirven para que toda la familia pase un buen rato y saquen sus propias conclusiones.

En resumidas cuentas, Permanezca en sintonía queda como una forma de hacer cine de entretenimiento inteligente y divertido para toda la familia. Una forma idónea de hacer que el espectador permanezca en sintonía.


0 comentarios :

Publicar un comentario