30 dic. 2016


Todo un clásico y referente

 Notable producción de terror con importantes dosis de suspense, alrededor de las consecuencias de poseer un misterioso pergamino. Un relato magnético y atractivo que, desde la primera secuencia, capta el interés del espectador para conducirlo por un mundo donde el mal y las maldiciones serán investigados por un escéptico de lo paranormal.  

 Magnífica labor del director, Jacques Tourneur (La mujer pantera, Yo anduve con un Zombie, Los intimidadores, Retorno al pasado, La ciudad sumergida, La comedia de los horrores) que consigue añadir un nuevo gran trabajo a su filmografía, donde logra jugar con el atractivo de los relatos relacionados con el demonio y crear un sólido relato de suspense sumamente interesante.  

 Rodada en un bello y envolvente blanco y negro, el director consigue ofrecer un producto adelantado a su tiempo, en el que maneja el suspense y el misterio con solvencia, exprimiendo al máximo todas las posibilidades técnicas de la época en la que fue rodada.  

 En su reparto cuenta con unos correctos, Dana Andrews (Laura, Los intimidadores, Más allá de la duda, Los mejores años de nuestra vida, Mientras Nueva York duerme, La senda de los elefantes) y Peggy Cummins (Ruta infernal, El demonio de las armas), donde Dana Andrews encarna a un personaje totalmente escéptico y alejado de las creencias populares. La presencia de su personaje se convierte en todo un acierto de la película, puesto que logra ofrecer una visión y pensamiento que contrasta con la temática del relato.  El director logra crear una atmósfera incomoda e inquietante, con la que logra crear momentos de verdadero suspense, tensión y de terror. Todo un logro digno de mención.  

 La película cuenta con unos efectos artesanales propios de la época que llegan a resultar entrañables al tiempo que convincentes. Posiblemente sea uno de esos casos en los que la calidad de los efectos especiales quede a un lado, por la calidad que atesora el argumento. Con todo esto, merece la pena disfrutar de la labor del equipo técnico, ofreciendo una serie de escenas memorables.  

 Un viaje hacia los misterios de lo desconocido que llega a resultar verdaderamente satisfactorio. La noche del demonio sienta las bases del futuro cine de terror, consiguiendo mantenerse vigente y ser todo un referente.  



0 comentarios :

Publicar un comentario