22 may. 2017


Ingenioso juego de sospechas

Notable y acertada producción cinematográfica plagada de momentos de misterio y suspense, dirigida por Herbert Ross en 1973 y con la colaboración en el guión de Anthony Perkins (Psicosis); presenta y desarrolla un relato de misterio ingenioso en el que un productor de cine viudo organiza en su yate una fiesta a la que invita a seis personas. Una de ellas es culpable del asesinato de su esposa, dando paso a un juego plagado de sospechas e incógnitas. 

Grata sorpresa dentro del cine de suspense, logrando alcanzar un nivel superior a las tradicionales películas de misterio. Con un buen reparto y buenos giros de guión que te mantienen en vilo en todo momento, desde ese comienzo directo y peculiar, hasta su desenlace final.

El director Herbert Ross opta por dar a la película un tono desenfadado, potenciando el nivel de suspense progresivamente, manteniendo la atención del espectador en todo momento. Capta la atención del espectador con un comienzo prometedor e intrigante en el que los invitados al yate, participan en el ingenioso juego que les ha preparado el anfitrión. A partir de ese momento, las sospechas y desconfianzas entre los invitados irán en aumento, potenciando el interés del espectador por descubrir qué es lo que ocurre y quién es el responsable.

Creo que el reparto ayuda a mantener el suspense, ya que a pesar de contar con nombres y figuras conocidas, en ningún momento se les trata como estrellas estelares, haciendo que todos los personajes puedan ser victimas o verdugos. Entre los intérpretes podemos encontrar a unos acertados y correctos: Richard Benjamin, Dyan Cannon,  James Coburn,  Joan Hackett,  James Mason, Ian McShane y  Raquel Welch.

Herbert Ross, se apoya en un sólido y apasionante argumento que le permite explotar y jugar con elementos propios del cine de suspense, confeccionando una historia plagada de giros argumentales que llegan a resultar fascinantes. Lleva al espectador  por donde él quiere, y lo conduce hasta un punto de confusión donde asesta un golpe letal, al dejar la lógica a un lado y sorprendernos gratamente.

No se puede decir mucho más, porque desvelaría todas las sorpresas que esconde este regalo del suspense en forma de juego. Todas las piezas del puzle encajan a la perfección, aunque puede que alguna esconda alguna trampa.




1 comentario :

  1. Interesante propuesta con un guión bastante atrayente, y más que aceptable elenco encabezado por James Corburn que es un actor que siempre me ha gustado aunque no ha sido de los más habituales

    ResponderEliminar