4 may. 2017


Ciencia ficción real

Interstellar, película de ciencia ficción dirigida por Christopher Nolan (El caballero oscuro: La leyenda renace, Origen, El caballero oscuro, El truco final, Batman Begins, Insomnio, Memento), ha sido reconocida como la película de Ciencia ficción más realista jamás hecha por su conexión con las bases científicas, teniendo como productor a una eminencia del estudio de los agujeros negros, Kip Thorne.
Kip Thorne, una eminencia

El primer aspecto para resaltar es el sorprendente compromiso de la producción para, por lo menos, lograr una historia coherente con los conocimientos actuales en física cuántica y con los últimos avances en tecnología espacial. El mundialmente reconocido físico relativista Kip Thorne participó como productor ejecutivo y consultor, mientras que Jonathan Nolan, libretista y hermano del director, estudió Relatividad en el California Institute of Technology durante cuatro años, mientras escribía el guion de la película. En un intento por conocer y comprender en profundidad los temas sobre los que estaba escribiendo.

Viaje dimensional

La contribución más sobresaliente del asesoramiento científico de Kip Thorne a la producción de Interstellar, fue lograr una representación comprensible, atractiva y consistente de Gargantúa, el agujero negro al que llegan los protagonistas en su búsqueda de planetas colonizables. En este punto, es inevitable reconocer la influencia que pudo tener otra gran obra, como: 2001, odisea en el espacio.
Dimensión espacial

El Hipercubo, una de las mejores escenas de Interstellar, es posiblemente la parte más cargada de especulaciones en toda la película. Es aquella en la que el protagonista atraviesa el agujero negro y se adentra a una quinta dimensión donde pasado, presente y futuro son en conjunto una dimensión más que puede ser recorrida a voluntad por el astronauta. Si bien no se ha obtenido ninguna prueba experimental de la existencia de otras dimensiones más allá de las tres que experimentamos (añadiendo el tiempo que se considera la cuarta dimensión), algunas teorías recientes proponen la posibilidad de que el universo pueda estar compuesto incluso por hasta diez dimensiones, haciendo que este detalle, resulte coherente con los planteamientos en física teórica actuales.







0 comentarios :

Publicar un comentario